Edgar Fonseca, editor

La CCSS no descarta acudir por primera vez en su historia al fondo de reserva de pensiones del IVM, estimado en ¢2.3 billones a 2017, ante el eventual golpe financiero que se vislumbra, pospandemia del coronavirus, previno este martes Román Macaya, presidente ejecutivo de la institución.

Ratificó que así actuarían si se materializa uno de los escenarios que manejan del eventual efecto financiero de hasta ¢417 mil millones menos a diciembre, de lo que hubiera ingresado al IVM sin la pandemia.

“Si eso se materializa así, tocaremos el fondo de reserva por primera vez debido a esta pandemia”, advirtió Macaya.

Resaltó que en estudios actuariales “no se proyecta un caso de una vez en un siglo, como esta pandemia”.

“Esto es algo serio”, puntualizó.

“Está impactando las finanzas de todo el mundo”, agregó.

“Vemos diferentes manifestaciones de ese caos que se está generando en el mundo”, ahondó.

En cuanto a la sostenibilidad del IVM, Macaya reiteró que deberá darse en el marco de discusiones nacionales, “sobre cómo fortalecer no solo el IVM la Caja en sí, en su seguro de salud, en su IVM , porque es una institución que ya ha demostrado ser una de las más relevantes para proteger al paìs en una situación de emergencia como estas”.

Ver: Ministerio de Hacienda, Informe de Riesgos Fiscales, Sistema de pensiones, enero 2020

Vuelta a la normalidad, gradual y rigurosa

El ministro de Salud, Daniel Salas, pronosticó una vuelta a la normalidad de algunas actividades, lenta y bajo rigurosos protocolos para no generar riesgos de propagación del virus que hasta este martes deja 669 contagios confirmados, con 7 nuevos casos de lunes a martes.

“Esto es como un ajedrez”, respondió Salas a la consulta de PuroPeriodismo.com. ante creciente inquietud en el sector empresarial sobre cuándo retorna el país a la normalidad de su actividad institucional y productiva.

El camino es frágil

“Hemos hecho las cosas bien. El país ha logrado no tener una curva exponencial hasta el momento, pero insisto: estamos caminando en un camino muy frágil”, advirtió.

“Claro que vamos a ir habilitando progresivamente, observando el comportamiento en la curva epidemiológica, algunas actividades con distanciamiento, con medidas rigurosas de higiene, con protocolos estrictos y supervisados desde cada sector y que en caso de no cumplirse esos protocolos, lamentablemente sí tendremos que impedir que la actividad se realice”, afirmó.

“Estamos viendo las actividades que se van a ir habilitando con esa rigurosidad, porque el virus, insisto, no se ha ido, no es que ya pasamos el covid-19 y que ya podemos hacer borrón y cuenta nueva”, insistió.

“El mundo todavía está en medio de pandemia y muchos países están siendo sumamente afectados, personas que están muriendo masivamente, en lugares donde ya no se les puede dar ese respirador, esa respiración asistida”, expresó.

“Sabemos que en Costa Rica lo hemos hecho bien, pero si nos descuidamos, ese paso a que alcancemos un escenario donde no haya respiradores no lo hemos superado”, añadió Salas.

“Quiero que quedemos claros acá porque el “quédate en casa”, en la medida de lo posible, sigue estando vigente, y que sí, si tenemos que ir a buscar trabajo para el sustento, claro que tenemos que hacerlo, pero bajo una rigurosidad, bajo mucho cuidado”, manifestó.

“Cuidémonos todos, porque estamos en pandemia, porque estamos en medio de covid-19, porque estamos en un momento que nadie quiso vivir pero lo estamos afrontando”, dijo.

“Tenemos que ser valientes, disciplinados, entender que esto no es un asunto que ya pasó, sino que van a seguir varios meses en que vamos a tener que vivir con ese sumo cuidado”, ratificó el jerarca.