Edgar Fonseca, editor

Nicaragua confirmó este sábado la segunda muerte por covid-19 en un país donde el régimen del dictador Daniel Ortega no ha declarado ninguna alerta ni emergencia por la pandemia, destaca este sábado el diario La Prensa de Managua.

El segundo fallecido es un hombre de 64 años, aseguró el diario.

Costa Rica tiene cerradas sus fronteras con Nicaragua debido al riesgoso manejo de dicho régimen de la amenaza de la epidemia que la organización Human Rights Watch calificó de “temeraria”.

Fuerzas policiales costarricenses ejecutan en la frontera norte el mayor operativo de seguridad de los últimos 41 años desde la revolución que derrocó al dictador Somoza en 1979.

Ortega salió el jueves en público después de 34 días de ausencia y dijo que no cerraban al país porque “el pueblo se muere”.

Murió en centro privado

En un breve comunicado, Carlos Sáenz, secretario general del Ministerio de Salud, dijo este sábado que el hombre, que se encontraba en un centro privado, «presentó esta madrugada una complicación aguda e inesperada que, junto a otros padecimientos crónicos que ya tenía, condujo a su fallecimiento».

El paciente fue reportado el pasado 10 de abril como el octavo caso de Covid-19. En ese momento, el Minsa aseguró que era un «contacto de un caso importado», por lo que este fue el primer caso “no importado” de la enfermedad, es decir que era alguien que no viajó y se contagió tras haber entrado en contacto con uno de los casos positivos.

«Del 11 de marzo, al día de hoy, tenemos entonces dos personas fallecidas, ambos con padecimientos previos, en el contexto de la pandemia por Covid-19», leyó Sáenz.

Dicen que no hay transmisión local

En su comunicado, el Minsa insistió que en el país no hay transmisión local comunitaria del virus y aseguró que son 11 personas las que se mantienen «en cuido y monitoreo», agrega La Prensa.

El primer paciente que falleció por esta causa se registró el 26 de marzo. Era un hombre diabético e hipertenso que regresó a Nicaragua procedente de Colombia.

Hasta este sábado 18 de abril, Nicaragua ha registrado nueve casos positivos de coronavirus. De todos estos, uno se encuentra hospitalizado y dos muertos.

Aunque un brote de la pandemia es inminente, las autoridades del gobierno no han establecido ningún tipo de medida para detener la propagación de la enfermedad. No se ha declarado cuarentena, no se han suspendido las clases ni se han impuesto restricciones de entrada a viajeros que lleguen de territorios con contagios, enfatizó el único diario opositor que circula en Nicaragua.