Edgar Fonseca, editor
Fieles a su trayectoria, las versiones de la supuesta muerte del legendario excomandante sandinista, Edén Pastora, en el Hospital Militar de Managua, saltaron múltiples, confusas y contradictorias, la tarde de este sábado.

Por un lado fuentes médicas la dieron por un hecho, pero luego otras aseguraron que Pastora está intubado, gravísimo, pero vivo.

La noticia de su muerte la lanzó el periodista Carlos Fernando Chamorro, director del sitio Confidencial en un tuit a las 4:38 p.m.
 
En otro tuit a las 5:55 p.m., Chamorro informó que dos fuentes médicas del Hospital Militar aseguraron que Pastora seguía aún con vida.
 
“Dos fuentes médicas, vinculadas al Hospital Militar, aseguran que la salud de Edén Pastora Gómez es “gravísima”, “extremadamente crítica”, pero continúa intubado con vida, pese a que algunos de sus familiares han informado su deceso a medios de comunicación costarricenses”, amplió Chamorro en el segundo tuit.
El sitio El Observador de San José aseguró que uno de los hijos de Pastora, Emilio Pastora, también confirmó el deceso.
Dos hijos la niegan
El diario La Prensa destacó la noche de sábado en su sitio web que Pastora está grave, según dos de sus hijos, incluido Emilio, que había asegurado su muerte al medio costarricense a las 3:45 p.m.

“Está grave, pero no ha muerto”, aseguró vía telefónica Emilio Pastora quien reside en el exterior. Él dijo que se había comunicado con los médicos en el hospital Militar y que le informaron que la condición de su papá es delicada, agregó La Prensa.

Emilio Pastora dijo que se había comunicado con los médicos en el hospital Militar, donde desde hace días está hospitalizado el exguerrillero con problemas respiratorios, bajo sospecha covid-19, y que le habían informado que la condición de su papá es delicada.

Cuando La Prensa  llamó a Emilio Pastora dio otra versión, diciendo que su papá  estaba grave pero aún con vida, información que le habían dado en el hospital.

Álvaro Pastora, otro de los hijos, dijo que los médicos del hospital Militar que atienden al comandante Cero no le han comunicado que ha sufrido desmejoría en su salud.

Desde la mañana de este sábado 13 de junio ha circulado en las redes sociales información sobre el supuesto fallecimiento de Edén Pastora, aliado político del dictador Daniel Ortega, sin embargo sus familiares lo han desmentido, aunque sí reconocieron que se ha complicado sus problemas de salud, consigna La Prensa

«A mí me tienen los médicos que decir cómo está él (Edén Pastora), tenemos comunicación directa con los doctores. No me han dejado verlo», dijo Álvaro Pastora quien aseguró que se dirigía al hospital Militar a conocer de primera mano cuál es la situación del comandante Cero, ya que medios de comunicación internacional han publicado sobre el fallecimiento de su padre

Eduardo Enriquez, director de La Prensa, ratificó a consultas de este editor, que no estaba confirmada la muerte de Pastora.
“Este país es increíble”, agregó Enriquez.
La versión desde el Hospital Militar
El periodista Carlos Fernando Chamorro, director del sitio Confidencial, lanzó el tuit de la muerte de Pastora a las 4:38 p.m.
 
“Fuentes del Hosp. Militar confirmaron el fallecimiento de Edén Pastora, de 83 años, después de 4.00 p.m. por complicaciones de salud en la crisis del covid-19”, dijo Chamorro. 
 
Operador político del dictador Ortega, hace 40 años Pastora fue jefe guerrillero del FSLN contra la dictadura de Somoza, agregó el tuit.
La primera versión de su muerte la dio la periodista estadounidense, Tifanny Roberts, con amplia trayectoria en Nicaragua.
“Falleció esta tarde 13 de Junio Eden Pastora, después se permanecer varios días conectado a un ventilador en el Hospital Militar de Managua. El “Comandante Cero” tenia 83 años”, dio Roberts en un tuit, sin citar fuentes, a las 4:12 p.m. del sábado.
El diario La Prensa de Managua no ha confirmado en su sitio web el hecho.
Del mito a la complicidad
Pastora cobró notoriedad el 30 de agosto de 1978 cuando con un comando de guerrilleros sandinistas asaltó el Palacio Nacional legislativo de Managua.
Lideró desde Costa Rica el Frente Sur que culminó con el derrocamiento de la dictadura de Anastasio Somoza Debayle el 19 de julio de 1979.
Daniel Ortega lo relegó al viceminsterio de Defensa, lo que provocó su posterior distanciamiento y salida del régimen.
Se lanzó a acciones guerrilleras, de nuevo desde la frontera sur de Nicaragua, en Costa Rica con el grupo ARDE.
El 30 de mayo de 1984 fue víctima de un atentado en el sitio llamado La Penca mientras daba una conferencia de prensa, acción en la que murieron cuatro periodistas y tres guerrilleros.
Tras eso volvió a Managua y se reconcilió con Ortega, quien le dio una misión de dragado del río San Juan en la frontera con Costa Rica.
Tropas del ejército de Nicaragua invadieron en 2010 isla Calero, Costa Rica, como parte de la misión a cargo de Pastora.
Por estos hechos, Costa Rica demandó ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.
El alto tribunal mundial condenó a Ortega y ratificó los alcances fronterizos de Costa Rica que Ortega puso en duda en un histórico fallo dado a conocer el 2 de febrero de 2018.

1 COMENTARIO

Comments are closed.