Edgar Fonseca, editor

La Fiscalía de Quepos y Parrita allanó desde las 6 a.m. y hasta las 3 p.m. de este miércoles un recinto privado donde viven los dueños de un hotel en Manuel Antonio, en una de cuyas habitaciones apareció asesinada una anestesióloga del Hospital CIMA el pasado 20 de julio, confirmó la Fiscalía General.

La víctima fue María Luisa Cedeño Quesada, de 43 años, jefa de anestesiología de dicho hospital quien llegó a vacacionar al hotel en ese fin de semana, fue vista por última vez el domingo 19 cuando bajó a la recepción a pedir una botella de vino y apareció envuelta en una sabana con graves lesiones al mediodía del lunes.

Por el hecho el OIJ capturó, la noche de ese lunes 20, a un bailarín nicaragüense de apellido Herrera, quien tenía un año de permanecer alojado en dicho hotel, y el sábado anterior arrestó a un costarricense de apellido Miranda, ingeniero en sistemas, en un condominio en Jacó.

Allanamiento esta mañana

La Fiscalía de Quepos y Parrita confirmó que dirige un allanamiento, desde las 6:00 a.m., en un recinto privado del hotel en Manuel Antonio, donde viven los dueños del inmueble. El objetivo es ubicar prueba adicional que pueda ser incorporada al expediente, informó esta mañana Tatiana Vargas, portavoz de la Fiscalía General.

A las 5:03 p.m. confirmó que el allanamiento había concluido a eso de las 3 p.m.

Tras más pruebas

¿Hubo nuevas detenciones?

“No, el fin era buscar pruebas”, respondió dicha fuente ante consultas de este editor.

El objetivo es ubicar prueba adicional que pueda ser incorporada al expediente, afirmó Vargas en un mensaje enviado a los medios a las 7:41 a.m.


En ese caso se investiga el homicidio en perjuicio de una mujer, médica de profesión, quien se hospedaba en el hotel al momento de los hechos, la madrugada del 20 de julio, agregó la fuente judicial


En las diligencias de investigación que se llevan a cabo hoy, no hay personas detenidas, pues el fin de las mismas es la recolección de posibles indicios probatorios, ratificó dicha fuente temprano.


Actualmente hay dos imputados en este caso, de apellidos Herrera y Miranda. Ambos cumplen seis meses de prisión preventiva, como medida cautelar, mientras se desarrolla la investigación, agregó la portavoz de la Fiscalía. 

Asesinato y capturas

El ingeniero en sistemas, de apellido Miranda, de 36 años, fue capturado en Jacó el sábado anterior como segundo sospechoso en el asesinato de la anestesióloga Cedeño, confirmó el domingo 26 de julio el OIJ.

El segundo sospechoso fue detenido el sábado 25 de julio en un condominio  en Jaco, bajo la presunción de participar en la muerte de Cedeño, ratificó un portavoz del Organismo de Investigación Judicial por medio de un WhastApp a los medios a las 3:50 p.m.

En la investigación realizada se logró determinar que al momento de los hechos este hombre se encontraba hospedado en el hotel y en apariencia  habría participado con el primer detenido  el hombre de nacionalidad nicaragüense en el homicidio, agregó la versión difundida por el OIJ.

Cedeño fue asesinada al parecer la madrugada del lunes en una de las habitaciones de un conocido hotel en aquella zona.

El hecho fue descubierto a mediodía por personal del hotel cuando se disponían a limpiar la habitación ya que Cedeño debía salir en esa fecha.

Ella llegó sola el sábado 18 y –según distintas versiones– fue vista, por última vez, el domingo de noche cuando pidió una botella de vino en la recepción y se retiró a su habitación.

Luego no se supo más de ella hasta que se descubrió el crimen.

Fue hallada con severas lesiones envuelta en una sabana.

Tras las diligencias del OIJ en el sitio, los agentes arrestaron a un individuo de apellido Herrera, de 38 años, de nacionalidad nicaragüense quien, al parecer, tenía un año de estar alojado en el sitio por alegada amistad con el dueño del inmueble.

El principal sospechoso fue capturado la noche de ese lunes.

Se le identifica como un bailarín de night club en San Pedro de Montes de Oca quien, por razones desconocidas, se movilizó hasta el hotel de Manuel Antonio donde permanecía hasta este suceso.

La ONG Provida Costa Rica denunció en un post Facebook la permanencia de dicho individuo en el hotel. 

El post incluye un video de 46 segundos en que se observa al sospechoso relajado manipulando utensilios en una cocina del hotel. El individuo aparece en primer plano, con su cabeza rapada y barbudo.

“Esto es lo que sucede en la cocina del hotel en Manuel Antonio Quepos donde el presunto asesino vivía en una lujosa habitación, se ve como sin ninguna medida higiénica manipula los utensilios y equipo donde se prepara la comida para los huéspedes”, denunció el post.

“Los últimos doce meses disfrutó de un año sabático en el hotel…”, añadió dicho post difundido por ProVida Costa Rica el 23 de julio a las 9:44 a.m.

Provida Costa Rica –según su sitio web– se dedica al almacenamiento a largo plazo de células madre del cordón umbilical que pueden ser empleadas para el tratamiento de más de 90 enfermedades.

Segunda captura

Las autoridades detectaron relación entre el bailarín y el segundo sospechoso detenido ayer en Jacó.

En una foto de la acción ejecutada ayer en un condominio de Jacó se observa al segundo sospechoso de espaldas, con tapabocas sanitario, en camiseta verde y pantaloneta a rayas blancas y verde marino al lado. Aparece en chancletas y esposado desde los pies.

A su lado lo custodia un agente del OIJ.

A raíz del crimen, que tiene conmocionado al sector turístico de la zona, golpeado por el cierre forzoso de la pandemia, la Cámara de Comercio, y Hoteles de Quepos, censuró el hecho y advirtió que hay “cero tolerancia” a situaciones de estas.