Edgar Fonseca, editor/Foto Casa Presidendial

Diputados de distintas fracciones pidieron este martes la convocatoria del presidente ejecutivo de la CCSS, Román Macaya, ante la comisión de Control de Gasto e Ingreso Público, para que aclare sobre las contrataciones urgentes de la entidad en razón de la pandemia y al trascender casos de cuestionadas adjudicaciones por $4 millones en la compra de 12 millones de mascarillas sanitarias, de las cuales solo 2,1 millones llegaron al país.

La moción la suscriben al menos 26 legisladores, entre ellos Roberto Chacón y Silvia Hernández del PLN y José María Villalta del Frente Amplio.

Macaya anunció esta tarde una auditoría interna de las compras hechas hasta el momento.

Prometió que los resultados de esas indagaciones se harán públicos, bajo una posición de transparencia en el manejo de los recursos públicos.

Macaya dio una conferencia de prensa virtual junto al gerente de logística de la CCSS, Luis Fernando Porras.

Diputados también quieren aclaraciones

Los diputados buscan que Macaya rinda explicaciones sobre todo lo relacionado a las compras y contrataciones hechas por la entidad en este periodo de emergencia desde que se declaró la alerta sanitaria.

La indagación legislativa pretende, en particular, que se aclare lo vinculado a compras de mascarillas e implementos de protección para el personal de la Caja Costarricense de Seguro Social.

La petición de los legisladores se dio al trascender este martes la cuestionada adjudicación por $4 millones a dos proveedores sin experiencia, según divulgó el diario La Nación.

Los adjudicatarios fueron: David Landergren Castro, contador público de 32 años y a la firma MR Comunicaciones Políticas de la periodista Miren Martínez Ruiz, citó el diario.

Luis Fernando Porras, gerente de logística de la CCSS, justificó las adjudicaciones a pesar de la inexperiencia de los proveedores.

Confirmó que un cargamento de mascarillas fue incautado en el aeropuerto Barajas de Madrid. Se desconocen las razones.

“Exigiremos responsables”, advirtió la mañana de este martes, Carlos Ricardo Benavides, expresidente PLN de la Asamblea Legislativa tras el cuestionamiento en medio de la pandemia del nuevo coronavirus

“Una vergüenza que la CCSS haya comprado a una agencia de comunicación política y a un contador (inexpertos ambos) un total de 12 millones de mascarillas, que no llegaron a tiempo”, enfatizó Benavides. 

“Juegan con la salud del personal médico y con los escasos recursos públicos. Exigiremos responsables”, emplazó Benavides en un tuit a las 7:19 a.m.

“La primera obligación de un jerarca es dar la cara, y darla de inmediato y particularmente cuando se le cuestiona. No darla solo suma a la desconfianza. Y en las actuales circunstancias la confianza es vital!”, sostuvo en otro tuit el diputado Chacón Thompson a la 1:55 p.m.

Segundo cuestionamiento con mascarillas

Se trata del segundo cuestionamiento a adquisiciones de urgencia de la CCSS de insumos sanitarios para el personal en meses recientes bajo un presupuesto de contingencia autorizado tras la declaratoria de alerta nacional por la pandemia hace cinco meses, el seis de marzo.

La compra adicional cuestionada se refiere a 700 mil mascarillas por $1.1 millones, que fueron rechazadas por personal de salud por estar rotuladas “non medical”.

Dicha compra está bajo investigación, sin resultados a la fecha.

Román Macaya, presidente ejecutivo de la CCSS, informó ayer lunes en la conferencia diaria de prensa, que la entidad ha adquirido a la fecha: 112.000 respiradores n95, 7,2 millones de mascarillas, 44,2 millones de guantes, 62.368 anteojos, y1,3 millones de gorros.

No reveló montos de lo invertido en esas adquisiciones.

Las mascarillas sanitarias representaban hasta junio el rubro más costoso de compra para la CCSS en medio de la pandemia. De $14.7 millones que había gastado la institución hasta finales de mayo en compras urgentes, $8.9 millones correspondían a cinco adquisiciones de mascarillas sanitarias, según un informe que envió el gerente de logística de la CCSS, Luis Fernando Porras, el 29 de mayo anterior, a pedido de este editor. Ver: PuroPeriodismo.com

Consumido 58% de gasto de contingencia hasta finales de julio

La CCSS ha incurrido en gastos de emergencia por ¢49.573 millones en insumos sanitarios para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus, confirmó la institución el 20 de julio ante gestión informativa de este editor.

Para la institución, la atención de esta emergencia, ha generado desde el seis de marzo, en que se decretó la alerta sanitaria, el uso de un fondo de contingencia que alcanza ¢85 mil millones, ratificó Xinia Bustamante, portavoz oficial.

En un inicio –agregó– el monto asignado  para la atención de la pandemia covid-19 fue de ¢45 mil millones. 

Luego –detalló– hubo dos refuerzos de ¢20 mil millones cada uno, aprobados por Comité de Inversiones.

Al corte del 16 de julio, según el informe enviado, habían ejecutado el 58% del monto total (¢49.573 millones) y mantenían disponibles ¢35. 426 millones.

La institución quedó pendiente de desglosar los gastos por producto adquirido.

Román Macaya, presidente ejecutivo, ha sido insistente en defender la adquisición extraordinaria de insumos para protección del personal. La CCSS está por recibir 19 millones de mascarillas sanitarias como parte de tales insumos, destacó hace pocos días.