Edgar Fonseca editor

La CCSS anunció este miércoles que abrirá proceso administrativo, “con carácter de confidencialidad”, a cinco funcionarios, entre ellos el gerente de logística, separado temporalmente, tras el escándalo por supuestas anomalías con la adquisición de mascarillas sanitarias para enfrentar la pandemia.

También abrió dicho proceso contra la directora general de la empresa MR Comunicaciones Políticas S.A., adjudicataria de las mascarillas, informó el gerente general Roberto Cervantes Barrantes.

La Gerencia General de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) solicitó formalmente al Centro de Instrucción para los Procedimientos Administrativos (CIPA)  la apertura de un procedimiento administrativo de Responsabilidad Disciplinaria y Patrimonial por presuntas irregularidades en la compra No. N°2020CD-000062-5101, ratificó Cervantes.
Los funcionarios sujetos del proceso son el gerente de logística, Luis Fernando Porras.

Este se encuentra separado de su cargo temporalmente, mencionó Cervantes.

También –agregó dicho jerarca– investigarán a un asesor de dicha gerencia y a los miembros de la Comisión Técnica ad hoc, encargada de emitir los criterios técnicos que recomendaron la mencionada compra.

El 24 de setiembre, la CCSS informó de las supuestas anomalías detectadas en el procedimiento de compra 2020CD000062 con la empresa MR Comunicaciones Políticas por 570 mil unidades de respiradores KN95, por un valor de 1.299.000 dólares (un millón doscientos noventa y nueve mil dólares)”.

La entidad aseguró que el equipo técnico de Salud Ocupacional de la CCSS concluyó que el producto entregado por el proveedor “no cumple, ni es el mismo que se pidió, ni técnica ni administrativamente”, por lo que estamos ante un incumplimiento contractual.

La firma MR Comunicaciones Políticas es objeto de otra investigación por supuestas anomalías en una anterior adjudicación de equipos sanitarios para atender la emergencia de la pandemia del nuevo coronavirus.

Tras primera pesquisa interna


La decisión se fundamenta en elementos probatorios contenidos en el Informe de la Gerencia de Logística incluidos en el oficio No. GL-1610-2020, de fecha 21 de septiembre de 2020, suscrito por el doctor Esteban Vega de la O, Gerente de Logística a.i., mediante el cual remite las acciones evidenciadas en relación con el procedimiento de compra N°2020CD-000062-5101 ejecutado de forma urgente para la adquisición de respiradores filtrantes de partículas, citó Cervantes.


La remisión de los hallazgos al CIPA y la instrucción de un procedimiento administrativo –consignó– buscan la determinación de la verdad real de los hechos y establecer las sanciones correspondientes en caso de que procedan. Los expedientes durante un procedimiento administrativo, según lo establece la ley son de carácter confidencial hasta que este haya concluido.

Sanciones


Cervantes resaltó que el Reglamento a la Ley de Contratación Administrativa establece en el artículo 222 sobre sanciones a funcionarios:
“Las sanciones administrativas deberán ser impuestas por el órgano que ostente la potestad disciplinaria, en contra de los funcionarios que realicen actuaciones contrarias a las disposiciones de la Ley de Contratación Administrativa y el presente Reglamento. Dichas sanciones consistirán en apercibimiento escrito, suspensión sin goce de salario, despido y retiro de credenciales según las disposiciones de la Ley de Contratación Administrativa”. 


La Gerencia General de la CCSS ha adoptado diferentes medidas para garantizar la transparencia en las investigaciones relacionadas con las compras de mascarillas, entre ellas: la separación por cuatro meses del gerente de logística, un asesor del despacho y la asesora legal, ejecutada el pasado 18 de agosto de 2020 y el traslado temporal del director de aprovisionamiento de bienes y servicios, y el jefe de área de Adquisiciones de Bienes y Servicios, ambos de la Gerencia de Logística, concluyó dicho jerarca.