Edgar Fonseca, editor

Una fosa clandestina fue ubicada este lunes 14 de septiembre en el sector de área norte de la comarca Ngäbe Buglé, Panamá, informó el Ministerio de Público, entidad que lleva adelante una investigación por un secta que operaba en el sector de Agua de Salud, en el distrito de Ñurüm de esa región del país, destaca La Prensa de Ciudad Panamá.

Forenses del Instituto de Medicina Legal procedieron con la exhumación de los restos óseos que se encuentra en el lugar. El Ministerio Público aún no ha dado mayores detalles de este hallazgo, cita dicho medio.

Azael Tugrí, personero de Ñurum, explicó que la fosa está cerca del río Chúcara. Indicó que el lugar está “a 10 horas” a pie.

En estas diligencias también están participando miembros del Servicio Nacional Aeronaval, agrega el sitio.

El pasado 10 de septiembre le imputaron cargos por delitos de maltrato y delito sexual contra menores de edad a un adolescente de 17 años, supuesto líder de la secta.

Anteriormente, se decretó la detención provisional del joven, quien fue capturado el miércoles por parte de agentes del Servicio Nacional Aeronaval y la Policía Nacional en el sector de río Totuma, en la comarca Ngäbe Buglé.

Con el joven, que estuvo prófugo durante 24 días, estaban dos menores, con edades entre 12 a 14 años, a quienes se llevó cuando huyó de Agua de Salud.

Los niños están ahora bajo la responsabilidad de la Fiscalía de Niñez y Adolescencia y ya se les realizaron exámenes médicos legales para conocer su condición.

Adicional, hay cinco personas detenidas, según La Prensa.