Edgar Fonseca, editor/Foto Caracol Radio, Bogotá

El caos que se vivió en Bogotá este miércoles 9 de septiembre, empezó en la madrugada, en el barrio Santa Cecilia de Engativá, cuando dos uniformados que aún no han sido identificados, agredieron hasta causarle la muerte al abogado y taxista Javier Ordóñez, en un acto que indignó al país, destaca el diario El Tiempo de Bogotá.

En horas de la mañana, el rechazo aumentó en redes sociales con los reportes de medios de comunicación, pero principalmente por el video que grabó un amigo de la víctima, y que mostraba a dos policías de la Metropolitana inyectándole por todas partes descargas de un taser al hombre de 44 años, que rogaba para que lo soltaran. 

  • El saldo de esta jornada es desalentador. Siete muertos, cinco en Bogotá y dos en Soacha, 140 heridas, 97 policías, 81 en Bogotá, tres en Soacha, y tres en Madrid. A la vez, son 53 los civiles heridos, en su mayoría con “elementos contundentes”, detalla El Tiempo. 
  • La alcaldesa mayor de Bogotá, Claudia López, reportó que otra persona perdió la vida después de los enfrentamientos. Con esta, se eleva a 9 los muertos por estos hechos, informa Blu Radio de Bogotá.

“El balance da cuenta de la atrocidad del vandalismo, de la atrocidad de la violencia que tuvo lugar el día de ayer, este balance enluta a la sociedad toda vez que cobro vidas humanas, enluta a la sociedad toda vez que dio lugar a la afectación a los bienes públicos que están al servicio de la ciudadanía”, afirmó en rueda de prensa la mañana de este jueves el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo.

“Por favor, ya, por favor”.

Rápidamente la indignación digital por la muerte del taxista abogado escaló, y varias tendencias se establecieron rechazando la muerte de Ordóñez. Los relatos de los familiares sobre los dramáticos momentos que vivió el abogado, y las dudas que surgieron sobre lo que pasó en el CAI Villa Luz, a donde lo llevaron, pese a que habían dicho que lo trasladarían a la URI de La Granja, y de donde salió moribundo hacia al hospital Santa María del Lago, motivó a algunas personas a saltar de las redes sociales e invitaron a plantones y ´cacerolazos´, agrega el diario bogotano.


“Esto es inaceptable, el abuso policial es inaceptable, desde la Alcaldía hemos pedido al interior de la policía, que es una entidad nacional, que se tomen medidas de fondo”, decía la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, a través de su cuenta de Twitter, en un video en el que además explicaba que iba a liderar la mesa distrital de Derechos Humanos.

Sobre el mediodía, ya empezaban a llegar algunos ciudadanos al CAI Villa Luz, que era custodiado por pocos policías. No obstante, entrada la tarde el mensaje que rondaba en redes sociales era el de manifestarse en el CAI más cercano. Cuando cayó la tarde, funcionarios de la Fiscalía, que asumió la investigación por la muerte del abogado, llegaron a inspeccionar el sitio.

No obstante, las instalaciones de este centro policial empezaron a ser vandalizadas, y cientos de personas llegaron al lugar. El vehículo de la Fiscalía también fue atacado. Los uniformados trataban de impedir que afectaran el CAI. Sin embargo entrada la noche, como si se tratara de un interruptor, se desataron los ataques de los ciudadanos indignados, relata El Tiempo.

Los muertos

La alcaldesa mayor de Bogotá, Claudia López, reportó que otra persona perdió la vida después de los enfrentamientos entre uniformados de la policía y ciudadanos. Con esta, se eleva a 9 los muertos por estos hechos, informa Blu Radio de Bogotá.

Estas son las identidades de las personas, según el reporte entregado por Claudia López.

-Andres Felipe Rodríguez, de 23 años. Ingresó a cirugía en el Hospital Simón Bolívar. Sin embargo, murió por disparo en el tórax.

-Julieth Ramírez de 18 años de edad, murió por un disparo en el tórax, llegó al CAPS del barrio La Gaitana sin signos vitales.

-Jaider Fonseca, 17 años de edad. Recibió un disparo que lo llevó a perder su vida en la Fundación Cardio Infantil.

-Fredy Mahecha, de 20 años. Recibió un disparo en el tórax por arma de fuego y falleció en el Hospital de Suba.

-Germán Puentes, tenía 25 años y perdió la vida por un disparo en el tórax.

Los anteriores casos sucedieron en la subred norte, que cobija localidad de Suba y Usaquén. 

Una víctima más perdió la vida en el Hospital de Kennedy. Se trata de Julián Mauricio González, de 27 años, quien recibió un disparo en el abdomen.

Ver: diario El Tiempo, Bogotá