PuroPeriodismo Internacional

Nicaragua ha perdido 217.930 empleos formales y viene arrastrando dos años consecutivos de contracción económica desde el 2018, año en el que se originó la rebelión cívica contra el régimen de Daniel Ortega, reveló un informe divulgado ayer sábado 17 de octubre por el Banco Central de Nicaragua (BCN), según el sitio Confidencial de Managua.

Hasta agosto pasado, Nicaragua cerró con 695.867 trabajadores afiliados al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), cifra que representa un 3.7 % menos que el año anterior que registró 722.606, según el BCN.

A diciembre de 2017, los trabajadores afiliados al INSS sumaban 913.797. Es decir, 217.930 más a lo registrado hasta agosto pasado.

Los 695.867 trabajadores afiliados al INSS hasta agosto representan un 21.7% de la Población Económicamente Activa (PEA) y un 10.9% de la población total del país, estimada en 6.4 millones de habitantes, según datos oficiales, detalla Confidencial.

En caída desde rebelión contra Ortega

Esa cantidad de asegurados es también inferior a los 921.328 trabajadores inscritos en INSS hasta noviembre de 2017, cuando Nicaragua registró su pico más alto.

Desde entonces, en ese período de 33 meses, se registran 225.461 asegurados menos, según los datos del BCN.

Cabe mencionar que, las manifestaciones contra el presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, luego que ejecutara -según la denuncia de organismos internacionales defensores de derechos humanos- graves violaciones a los derechos de los nicaragüenses, enfatiza dicho sitio.

Los sectores más afectados hasta agosto pasado, en términos interanuales, las actividades que experimentaron incrementos fueron electricidad, gas y agua (6.7 %), minas y canteras (4.4%), construcción (3.7%) y transporte, almacenamiento y comunicaciones (2.9%).Entre las actividades que mostraron disminución fueron el sector comercio (-8.2%), industria manufacturera (-5.3%), financiero (-3.2%) y servicios comunales, sociales y personales (-3.4%).

Ver: Confidencial, Managua