Edgar Fonseca, editor/Foto redes La Prensa, Managua

Al menos dos muertes, 48 mil evacuados y miles incomunicados era el saldo hasta este mediodía del devastador paso del huracán Iota, en particular por la zona Caribe norte de Nicaragua, informan medios de prensa de ese país.

El huracán se degradó a categoría 2 tras atravesar Nicaragua con rumbo a Honduras.

Sin embargo, las autoridades aun evalúan el impacto humano y material del huracán, el segundo en menos de 15 días que golpea la costa Caribe nicaragüense.

Poblaciones incomunicadas

El huracán dejó 35 municipios incomunicados en todo el territorio nacional, según el Instituto de Telecomunicaciones y Correos (Telcor). La interrupción en las comunicaciones es consecuencia de la inundación en la empresa que provee el servicio de telecomunicaciones de banda ancha en esas zona, destaca el sitio Confidencial de Managua.

En la Región Autónoma del Caribe Norte (RACN), donde el huracán impactó con vientos de 250 kilómetros por hora, fueron interrumpidos los servicios de comunicación y energía eléctrica, por lo que no ha sido posible conocer los daños causados por Iota.

Otras zonas afectadas por la interrupción en las comunicaciones de forma parcial son: la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur, Jinotega, Matagalpa y Nueva Segovia. El colapso de las telecomunicaciones en el Caribe mantiene con angustias a las familias del Pacífico, debido a que no se sabe nada de las poblaciones caribeñas afectadas por Iota, clasificado como un huracán “extremadamente peligroso”, añade Confidencial.

El ojo del huracán tocó tierra el lunes a las 10:00 de la noche en la zona de Haulover, al sur de Bilwi, como un ciclón de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, de un máximo de 5, misma que ya había alcanzado antes del impacto.

Incomunicados por todas las vías

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) indicó en su último boletín que Iota es una tormenta tropical con vientos máximos sostenidos de 105 kilómetros por hora que se desplaza hacia el oeste con una velocidad de traslación de 19 kilómetros por hora.

Iota está generando inundaciones en la zona Pacífico, como producto de la circulación de sus vientos, en contra de las manecillas del reloj. Las autoridades mantienen la alerta roja para el Caribe de Nicaragua, amarilla para el norte y sur, así como verde para el resto del país, ya que no descarta un desastre mayor.

Las zonas afectadas por huracán Iota además permanecen sin acceso por la vía terrestre debido a los daños en la infraestructura vial y crecidas de los ríos, principalmente en el sector del río Wawa Boom, de acuerdo con el informe oficial. Asimismo, todos los vuelos hacia Bilwi fueron suspendidos el lunes por la aerolínea La Costeña y serán retomados hasta nuevo aviso.