PuroPeriodismo/Nicaragua-Laureano Ortega, hijo de la pareja gobernante de Nicaragua, figuró, sin ser diplomático, en la presentación de las copias de estilo que hizo el nuevo embajador de Rusia, ante el canciller Denis Moncada, denuncia el sitio Artículo 66.

Llamó la atención en los círculos diplomáticos porque según el Manual de Protocolo de las cancillerías, los embajadores deberán presentar sus copias de estilo únicamente al canciller quien podría estar acompañado del jefe de protocolo o jefe del ceremonial diplomático, destaca dicho sitio.

Según dicha publicación, Moncada expresó: “le damos la cordial bienvenida al embajador (Extraordinario y Plenipotenciario de la Federación de Rusia, Alexander Khokholivov), a su esposa también. Indudablemente, es darle continuidad con su presencia a ese fortalecimiento de nuestras relaciones de diferentes índoles, entre la Federación de Rusia y Nicaragua”.

A su lado al momento de recibir las copias de estilo estaba el tenor presidencial quien, según fuentes de la Cancillería, no ostenta ningún cargo en ese Ministerio y de acuerdo con el protocolo no se acostumbra la presencia de otros funcionarios más que los establecidos en el manual, enfatiza el sitio.

Ortega –amplía Artículo 66– aparece también encabezando las reuniones virtuales con un supuesto grupo de inversionistas rusos para producir la vacuna contra el COVID-19 en Nicaragua utilizando las instalaciones del laboratorio Mechnikov, que el régimen ha calificado como “el proyecto insignia de Rusia en la Cooperación con América Latina y el Caribe, particularmente para el desarrollo de vacunas, incluyendo la del COVID-19”.

Según múltiples fotografías publicadas en medios locales e internacionales, a finales del 2016 cuando este laboratorio inició sus operaciones en Nicaragua se realizó una fastuosa fiesta en una residencia de Las Colinas y cuyo costo se estimó en más de $50 mil, ya que los cocineros y las suculentas viandas fueron traídas de Rusia incluyendo el delicioso y exótico caviar.

Laureano Ortega también es fundador y presidente de Incanto y de la agencia de inversiones ProNicaragua , y es el principal promotor del frustrado proyecto del canal interoceánico y en el cual se invertirían más de cincuenta mil millones de dólares y en este año debería de haber iniciado sus operaciones.