Edgar Fonseca, editor

Una tarea auditora interna en la CCSS, sobre el plan extraordinario de vacunación contra la covid-19, busca detectar incidentes “fuera de lo programado”, informó este lunes la entidad.

Supervisará la recepción, distribución y vacunación para la detección de incidentes fuera de lo programado, se anunció conforme una orden emanada de la presidencia ejecutiva.  

La labor de la auditoría interna fue dada a conocer la semana anterior por el gerente de logística a.i., Esteban Vega de La O mientras la entidad afronta fuertes cuestionamientos en millonarias adquisiciones de insumos sanitarios a lo largo de 10 meses de emergencia sanitaria por la pandemia.

Distintos casos cuestionados por montos millonarios en la adquisición de mascarillas y contrataciones de servicios están bajo investigación de la Fiscalía, la Asamblea Legislativa, la Contraloría y la auditoría interna de la CCSS.

En medio de los cuestionamientos, la Gerencia General anunció, el 22 de noviembre 2020, una estricta revisión de 45 órdenes de compra, y sus respectivos expedientes de contratación directa por excepción, con el objetivo de determinar si los procedimientos se ajustan a la normativa vigente y a los fines públicos, o si bien podrían existir eventuales responsabilidades del personal funcionario involucrado en la tramitología. 

Vacunación bajo lupa

Este lunes, la CCSS aseguró que la auditoría ordenada en el caso de la vacunación pretende verificar el cumplimiento del proceso, con el objetivo de dar al país la confianza de que la vacunación para evitar la covid-19 se realiza de acuerdo con las expectativas. 


Olger Sánchez Carrillo, auditor interno, informó que un equipo de auditores multidisciplinarios fue destacado desde el cuatro de enero para garantizar el cumplimiento de los protocolos técnicos y velar que la ejecución se ajuste a los principios de transparencia y la rigurosidad técnica en la gestión.

Personal de auditoría ha realizado visitas en hospitales, áreas de salud y comunidades donde la vacunación está activa.

Entre los centros visitados figuran: ,el hospital Calderón Guardia, hospital de Guápiles, hospital Maximiliano Peralta, hospital San Carlos, hospital Los Chiles y las áreas de salud Goicoechea y Cujubuquí, entre otras. 

Por un año

 
La auditorìa se extenderá por un año, confirmó la institución.

El doctor Roberto Cervantes, gerente genera, dijo que las recomendaciones de la Auditoría servirán para hacer los ajustes necesarios, cuando se detecten acciones que se aparten de los protocolos.  

Cervantes confía que la mezcla de los controles propios del proceso más la fiscalización de la Auditoría afiance las buenas prácticas y eleven la calidad de la gestión a un punto nunca antes alcanzado.

Acciones de seguimiento

Entre los principales objetivos de la auditoría están verificar:

• La coherencia de la planificación con las necesidades de inmunización prioritarias del país.  
• La capacitación suficiente de los vacunadores para el proceder correcto del protocolo. 
• El cumplimiento de la programación desde los aspectos más generales institucionales hasta la organización en las áreas de salud, es decir que se abordará la integración y el alineamiento de las acciones centrales, regionales y locales. 
• La trazabilidad de la vacuna desde recepción del medicamento hasta la puesta en la comunidad. 
• La activación permanente de los propios controles institucionales para el proceso de recepción, distribución y vacunación para la detección de incidentes fuera de lo programado.  
• La garantía de que el medicamento se mantenga dentro de la cadena de frío optima. 
• El uso del sistema de información en tiempo y forma para asegurar que el paciente esté dentro del grupo de vacunación activo y, si los hubiera, el posterior registro del seguimiento de los efectos adversos.