Edgar Fonseca, editor

Un individuo de apellido Rodríguez, a quien las autoridades identifican como el transportista de un cargamento de cinco toneladas de cocaína –el mayor de la historia–, interceptado hace un año en la megaterminal portuaria de Moín, irá a juicio, anunció este martes el Ministerio Público.

A solicitud de la Fiscalía Adjunta de Limón, un hombre de apellido Rodríguez irá a juicio como sospechoso de los delitos de posesión, transporte y tráfico internacional de droga, ratificó la versión oficial.

Informaron que la petición del Ministerio Público fue acogida en una audiencia preliminar realizada ante el Juzgado Penal de la zona el lunes anterior.

En el trayecto 202 maletines

Según la Fiscalía, en apariencia, el 14 de febrero del 2020, el sospechoso habría conducido un camión desde San Ramón, en Alajuela, hasta APM Terminals, en Moín de Limón. 

Las autoridades creen que, en ese trayecto, en un lugar no determinado, el imputado entró en posesión de 202 maletines, los cuales, al parecer, contenían 5.048 paquetes de cocaína.

Se presume que almacenó la droga en el vehículo pesado, en apariencia, ocultándola entre varias plantas ornamentales que iban a ser exportadas por medio de dicha terminal.

Al Tribunal Penal de la zona le corresponde definir la fecha del juicio. El caso corresponde a la causa 20-000252-0472-PE, ratificó el reporte de la Fiscalía.

——————————————————————————————————————————————————–

175 toneladas de cocaína cayeron en últimos cinco años en el país

Un total de 175.5 toneladas de cocaína fueron decomisadas por autoridades en el país en los últimos cinco años, confirma un reporte de Seguridad Pública.

La mayor cantidad fue decomisada el año anterior, con 56.7 toneladas, un incremento del 84% respecto a 2019, según dicho reporte.

El informe de la Policía de Control de Drogas (PCD), ante gestión de este editor, desglosa los decomisos de los últimos años:

-2016: 24.052.5 toneladas 

-anúnciate aquí-

-2017: 30.088.5 

-2018: 33.586.3 

-2019: 30.985.5 

-y 2020: 56.793.9

El mayor decomiso de la historia fue ejecutado el 15 de febrero de 2019 en un contenedor en el megapuerto de Moín, Limón, donde las autoridades interceptaron 5 toneladas de la droga destinada a Holanda.

En lo que va del año han sido detectados dos cargamentos en contenedores en dicho puerto.

Se dispararon decomisos en contenedores

Los decomisos de cargamentos de cocaína camuflados en contenedores, en su mayoría en el megapuerto de Moín, crecieron 173% en el último año, según un análisis de datos revelados por Seguridad Pública el viernes 22 de enero.

Según Seguridad, mientras en 2019 hubo decomisos de 5.927 kilos de la droga en contenedores listos para ser movilizados desde los puertos de Limón y Puntarenas, en 2020 los decomisos ascendieron a 16.192 kilos, un incremento de 10.265 kilos, 173%.

Los datos trascendieron al dar a conocer un nuevo decomiso en Moín de 110 kilos el viernes en un contenedor que iba hacia España y detectado en dicho megapuerto.

En 2020, según un tuit del presidente Carlos Alvarado del 30 de diciembre, en el país fueron decomisadas 71,2 toneladas de drogas. 

“Por 1.ª vez en CR, Seguridad decomisó 71,2 toneladas de droga en 1 año, incluyendo más de 56,7 toneladas de cocaína”, destacó el mandatario.

El 5 de enero, Seguridad detalló que la PCD desmanteló en los últimos dos años 318 organizaciones criminales.

Gracias al acucioso trabajo desarrollado por la PCDCR, en dos años, se desarticularon 318 organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico, de estas 70 de tráfico internacional de drogas y 248 locales, entre ellas 52 clanes familiares, citó un tuit de seguridad.


EE.UU. cita al país como primera escala regional de tránsito de cocaína

En 2018, Costa Rica ocupó el tercer lugar en el hemisferio occidental por tonelaje como la primera parada para el transbordo de cocaína a los Estados Unidos, según informes de autoridades de EE.UU.

Así lo destaca la Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley de EE.UU. (INL, por sus siglas en inglés).

El tráfico de drogas en Costa Rica se ha transformado en una proliferación de rutas aéreas ilegales, operaciones de almacenamiento, redes de contrabando terrestre, embarcaciones pesqueras contaminadas y tráfico de contenedores sospechosos, ratifica el informe estadounidense. 

El crimen en el país, que se correlaciona con la actividad de las drogas –agrega–, ha experimentado un marcado repunte. Entre 2013 y 2017, la tasa de homicidios por cada 100.000 personas aumentó de 8,7 a 12,1. 

Según dicho reporte, si bien la tasa de homicidios disminuyó en 2018 a 11,6 por 100.000, en gran parte debido a los esfuerzos enfocados y efectivos del gobierno costarricense, el porcentaje de homicidios relacionados con la actividad del narcotráfico aumentó. 

EE.UU. destaca que el gobierno del presidente Cartlos Alvarado está combatiendo estas tendencias, con la Asamblea Legislativa transfiriendo fondos significativos al Ministerio de Seguridad Pública para aumentar el personal, actualizar la infraestructura y equipar mejor a la Guardia Costera de Costa Rica, la policía antinarcóticos y otras fuerzas de seguridad. 

Pero advierte que si bien la capacidad de las fuerzas de seguridad y las instituciones judiciales costarricenses es alta y los niveles de corrupción son bajos, los efectos corrosivos del tráfico de drogas y el crimen transnacional asociado amenazan con erosionar la integridad de estas instituciones. 

El informe norteamericano resalta que en Costa Rica, INL busca detener el flujo de drogas ilegales que transitan por el país en ruta a los Estados Unidos, disminuir la violencia asociada, apoyar la seguridad ciudadana y mejorar la resiliencia institucional contra el crimen transnacional mediante el desarrollo de la capacidad judicial y de aplicación de la ley. 

INL también trabaja en estrecha colaboración con Costa Rica en temas de seguridad fronteriza y migración, añaden. 

Dicho organismo norteamericano resalta un programa de intervención de comunicaciones criminales.

El programa de interceptación ha sido una herramienta clave para aumentar las investigaciones de organizaciones criminales transnacionales y contribuyó directamente a que Costa Rica desmantelara 146 grupos delictivos organizados en 2018, confirma el reporte.

Estos esfuerzos –menciona el informe– son consistentes con las prioridades de seguridad y gobernabilidad de la Estrategia de Estados Unidos para Centroamérica y la Iniciativa de Seguridad Regional de Centroamérica (CARSI).

Especial PuroPeriodismo: Bureau of International Narcotics and Law Enforcement Affairs