El lanzamiento mundial de las vacunas contra el coronavirus nunca iba a ser fácil. 

Pero rápidamente se convirtió en frustración en casa y acritud nacionalista en el extranjero a medida que países de todo el mundo se enfrentan a una vorágine de desafíos logísticos y políticos, destaca un informe especial de la cadena NBC News este domingo.

  • Costa Rica tiene contratos para las vacunas Pfizer, AstraZeneca y el convenio Covax. Los envíos de Pfizer, de tres millones de dosis, suspendidos hace 15 días, retornarían a partir de la segunda semana de febrero.

Escasez en EE.UU.

Los 50 estados de los EE. UU. están reportando escasez a medida que los fragmentados sistemas administrativos y de atención médica de Estados Unidos luchan por distribuir incluso las limitadas existencias de vacunas que se han producido. 

Europa –agrega NBC– ha caído en su propia y desagradable lucha por los suministros. 

Y hay pocas señales de que los países más pobres del mundo tendrán acceso en el corto plazo, tal vez no hasta 2023, enfatiza la cadena estadounidense.

Algunos en África, América del Sur y Asia se han dirigido a China y Rusia, que están utilizando la diplomacia de las vacunas para aumentar su influencia en esas partes del mundo, dicen algunos expertos, según NBC News.

Especial PuroPeriodismo: Covid vaccines: Rollout in disarray in U.S. and abroad, NBC News