Riesgo de contagios covid-19, disponibilidad limitada de atención médica, disturbios civiles y riesgo de delitos violentos y agresiones por parte de fuerzas oficiales y parapoliciales figuran dentro de la más reciente advertencia del Departamento de Estado para quienes viajen a Nicaragua, destaca la cadena CNN.

La advertencia del Departamento de Estado recuerda que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) emitieron un alerta de salud de nivel 4 para los viajes a Nicaragua debido al covid-19.

No hay disponibilidad de pruebas PCR

Según los CDC, las pruebas que cumplen con los estándares de ese organismo no están disponibles en Nicaragua o los resultados no siempre están disponibles dentro de los tres días posteriores a la prueba.

Por esa razón, dice el Departamento de Estado, los viajeros sufrirían retrasos al intentar regresar a EE.UU., advierte CNN.

Desde el 26 de enero –ratifica dicha cadena– todos los pasajeros aéreos de dos años o más deben presentar el resultado negativo de una prueba de covid-19 para ingresar al país.

CNN cita que solicitó información sobre la disponibilidad de pruebas de detección del covid-19 al Ministerio de Salud a través del Consejo de Comunicación y Ciudadanía pero aún no ha recibido respuestas.

El Consejo Superior de la Empresa Privada y la Unidad Médica Nicaragüense han solicitado en varias ocaciones la liberación de las pruebas de detección del virus para hospitales y laboratorios privados. Sin embargo, el único laboratorio autorizado hasta ahora es el del Ministerio de Salud.

Riesgos de agresiones por parapolicías

El Ministerio de Salud reporta hasta este martes 6.299 contagios de coronavirus y 170 fallecidos. En contraste, el Observatorio Ciudadano Covid-19 reporta 12.716 casos sospechosos y 2.947 fallecidos por neumonía o coronavirus hasta el 27 de enero.

Las cifras oficiales con cuestionadas por organismos independientes que aseguran que en Nicaragua se han dado al menos tres mil muertes y centenares de entierros exprés desde el inicio de la pandemia.

En el aviso del Departamento de Estado se informa que Nicaragua reanudó la mayoría de las opciones de transporte, tanto las operaciones en aeropuertos, como en las fronteras y las operaciones comerciales.

Sin embargo, la recomendación advierte que «en Nicaragua, policías uniformados armados y violentos o civiles vestidos de civil que actúan como policías (parapoliciales) continúan atacando a cualquiera que se considere contrario al gobierno del presidente Ortega», según CNN.

Según el Departamento de Estado, «se ha informado que el gobierno y sus grupos armados afiliados detienen arbitrariamente a manifestantes a favor de la democracia, con denuncias creíbles de tortura y desapariciones». Señala además que este tipo de acciones son ejecutadas en contra de figuras de la oposición, incluidos el clero, los defensores de los derechos humanos y los miembros de la prensa, a quienes se les impide salir de Nicaragua por vía aérea o terrestre, añade la versión.

La advertencia indica que los viajeros «deben estar alertas a los riesgos de delitos violentos, como agresión sexual y robo a mano armada».

Le consultamos a la Policía Nacional sobre estos señalamientos, pero tampoco ha respondido a nuestra solicitud. El gobierno ha negado la existencia de paramilitares, a los cuales el propio presidente Ortega ha llamado policía encubierta, según dicha cadena.

La policía mantiene prohibición de cualquier manifestación opositora bajo el argumento que alteran el orden público o que sus convocantes estuvieron involucrados en lo que consideran golpe de Estado.