Edgar Fonseca, editor/Foto Seguridad

Dos nuevas patrulleras Tampa de alta tecnología para el combate narco fueron donados por EE:UU. al país, se anunció oficialmente este jueves en puerto Caldera.

El gobierno norteamericano también apoya en la construcción de un centro de adiestramiento de oficiales guardacostas en Caldera.

Y donó la reparación de otras 4 lanchas Eduardoño.

El monto de la asistencia asciende a $3.8 millones.

El ministro de Seguridad Michael Soto, encabezaron el acto y Gloria Berbena, encargada de Negocios de EE.UU. encabezaron el acto.

“Hoy donamos nuevos barcos al Servicio Nacional de Guardacostas de Costa Rica y comenzamos la construcción de un centro de aprendizaje y mantenimiento de barcos pequeños”, ratificó Berbena en un tuit a las 9:58 a.m.

“Juntos construimos un hemisferio más fuerte y seguro”, destacó.

“Costa Rica es un aliado clave en los operativos marítimos de interdicción contra narcotraficantes en aguas costarricenses”, remarcó.

“Esperamos continuar nuestra colaboración, para fortalecer las capacidades del Servicio Nacional de Guardacostas y tener una Costa Rica y una región más segura”, añadió.

Naves de punta

Según Seguridad, las dos lanchas interceptoras Tampa Yacht -puestas en servicio este jueves- son modelo 2020, tienen capacidad para tres motores fuera de borda, y cuentan con un equipo de comunicación de punta, que incluye radares e intercomunicadores, entre otras características.  

Junto a las nuevas patrilleras, fueron presentadas dos de cuatro embarcaciones Eduardoño que fueron adquiridas por el Servicio Nacional de Guardacostas en el 2010 fueron reparadas y en los próximos meses serán renovadas las restantes lo que permitirá la capacidad operativa de estas unidades, detalló el reporte oficial.  

La donación de las dos embarcaciones nuevas y las cuatro renovaciones está valorada en dos millones trescientos treinta y nueve mil dólares e incluye también equipo de comunicación, sistemas de navegación por radar, sistemas de emergencia, equipo de búsqueda y rescate, repuestos, motores, tanque para almacenamiento de combustible, radios de comunicación y equipo de videoconferencia para las estaciones de Guardacostas de Moín y Caldera, así como para la Dirección General y la Academia Nacional de Guardacostas. El valor total de la donación de las lanchas interceptoras Tampa Yacht, la renovación de los cuatro botes tipo Eduardoño y la donación del centro de capacitación y mantenimiento suma $3.839.000.

El ministro Soto agradeció el apoyo de EE.UU.

Enfatizó la importancia de este nuevo equipamiento y capacitación para fortalecer al Guardacostas en la lucha contra el crimen organizado, la protección de la vida humana en operaciones de búsqueda y rescate, así como en labores de conservación de la biodiversidad marina. 

Primera piedra de centro de adiestramiento

En el acto también hizo colocación simbólica de la primera piedra de lo que será la construcción de un Centro de Capacitación y Mantenimiento en la Estación de Guardacostas de Puerto Caldera. Las obras arrancan en el segundo semestre 2021.

Dicho centro permitirá a oficiales de esta dependencia formarse en reparación de embarcaciones utilizadas en la vigilancia de las aguas costarricenses. 

Las instalaciones tendrán un costo de $1.5 millones, aportados por el gobierno de los Estados Unidos.

Serán edificadas en 7 mil metros cuadrados, de los cuales 1.518 metros cuadrados serán para el hangar de mantenimiento, 1.056 metros cuadrados para 12 aulas de capacitación y 343 metros cuadrados para parqueo y zonas verdes.  

Seguridad informó, además que hoy también fueron graduados oficiales del Servicio Nacional de Guardacostas, tanto del curso de operadores de botes interceptores como del curso de subintendentes.