PuroPeriodismo/Foto Twitter

El régimen de Daniel Ortega inició este martes la «vacunación voluntaria» contra el Covid-19, en el Centro de hemodiálisis del Hospital Cruz Azul, parte del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, y en una de las unidades de hemodiálisis del Ministerio de Salud, según el anuncio en medios oficialistas que tuvieron acceso al inicio de la jornada de vacunación en ese centro hospitalario, informa diario La Prensa de Managua.

  • Según el independiente al Observatorio Ciudadano Covid-19, hasta el 24 de febrero se habían reportado 13.140 casos sospechosos y 2.976 muertes sospechosas de covid-19 en Nicaragua. El régimen solo reconoce 173 muertes.

Donación rusa

Desde el Hospital Cruz Azul en Managua, se identificó a Marco Antonio Arauz – paciente con insuficiencia renal crónica y quien recibe terapia de hemodiálisis – como el primer nicaragüense en recibir la vacuna contra el Covid-19 en el país. A él se aplicó el antídoto SputnikV, que llegó como parte de la donación que hizo la semana pasada la Federación Rusa, agrega el sitio.

El Ministerio de Salud (Minsa) no ha dicho con cuántas dosis de vacuna rusa cuenta, y tampoco ha presentado el plan de vacunación oficial, ni se conozca con exactitud cuáles son los centros de vacunación habilitados en el país, destaca el medio nicaragüense que este martes cumple 95 años de circulación.

La vacuna es voluntaria para los grupos vulnerables

La información sobre el inicio de la jornada de inmunización fue hecho por la vicepresidenta designada, Rosario Murillo, en su habitual discurso a los medios oficialistas. Murillo sostuvo que la vacunación sería voluntaria para los grupos vulnerables.

«Se vacuna a la persona que quiera vacunarse en estos días iniciales, a las personas que estén en los programas priorizados como insuficiencia renal, hemodiálisis, programas oncológicos, programas radiológicos, no hay obligatoriedad para la aplicación de la vacuna», aseguró La Prensa.

Además detalló que la persona que quiera recibir la vacuna deberá firmar un documento donde asegura que está recibiendo la vacuna con su libre y espontánea voluntad.

Las personas que deseen inmunizarse recibirán la vacuna Sputnik V, que fue donada por el gobierno de Rusia a Nicaragua y cuyas dosis llegaron al país la semana pasada. El régimen no detalló el total de dosis recibidas ni donde están siendo almacenados. El uso de emergencia de esta vacuna fue aprobado por el Minsa el pasado 3 de febrero.

Según datos oficiales del Minsa, en Nicaragua se han contagiado 6,445 personas con el virus y han muerto 173 por la misma causa. Las cifras, de acuerdo al Observatorio Ciudadano Covid-19, distan de la realidad pues su reporte independiente señala que hasta el 24 de febrero se habían reportado 13,140 casos sospechosos y 2.976 muertes sospechosas de covid-19, destaca el diario.