Edgar Fonseca, editor /Foto OIJ

Aproximadamente hora y media después de ocurrido un misterioso asalto la madrugada del sábado en la Academia Nacional de Policía en La Rita de Pococí, el OIJ recibió la primera alerta de los hechos, confirmó este lunes Walter Espinoza jerarca de dicho cuerpo policial.

El asalto en el que participaron al menos cinco individuos fuertemente armados con vestidos negros y sus rostros cubiertos, ocurrió a eso de las 3:30 a.m. y fue hasta las 5 a.m. en que la central de radio de la delegación del OIJ en Guápiles recibió el primer dato, afirmó Espinoza. No reveló quien lo suministró.

Luego a las 7:31 a.m., un oficial de la academia que había sido víctima del asalto se presentó a la delegación y formalizó la denuncia de los hechos, de cuyos responsables las autoridades carecen de sus identidades, sostuvo el jerarca.

Tras esto emprendieron tareas investigativas judiciales que los llevaron a ubicar una casa sospechosa en El Nido Dos de Roxana, Guápiles, donde supuestamente estaban siendo custodiadas las armas sustraídas de la academia.

Allanamiento

Espinoza detalló que con autorización de un juez allanaron dicha residencia a las 9:55 p.m. del domingo y encontraron dos sacos en que estaban escondidas las armas sustraídas: 15 pistolas Beretta y 10 fusiles Sig Sauer AR-15.

El director del OIJ destacó el detalle de los sacos porque así lo había descrito el oficial que interpuso la denuncia quien dijo que quienes irrumpieron en la academia los usaron para meter las armas.

La misma noche del domingo, agentes del OIJ con fiscales y un juez allanaron otra casa sospechosa en donde hallaron pertenencias de uno de los oficiales afectados durante el asalto, una arma color plateada, también descrita en la denuncia, y pertenencias de un individuo de apellido Espinoza, de 26 años, el único detenido hasta el momento.

De dicho individuo se menciona que es de nacionalidad nicaragüense y la tarde de lunes le iba a ser tomada la correspondiente declaración.

Espinoza enfatizó que por probidad, transparencia y objetividad de cara a las diligencias judiciales y la evidencia recolectada, todas las acciones fueron coordinadas con la Fiscalía y un juez.

Añadió que están en la búsqueda de un vehículo en que los asaltantes se movilizaron hasta la academia y luego huyeron.

El asalto se dio en momentos en que en las instalaciones policiales –carente de cámaras de vigilancia– solo estaban ocho oficiales; dos en puesto de entrada, dos en comunicación, dos en oficialía de guardia y cuatro en rondas externas.

La mayoría de los estudiantes habían salido de la academia en un fin de semana libre.

Tras irrumpir en el sitio los asaltantes golpearon fuertemente a dos de los oficiales que ameritaron ser atendidos en el hospital de Guápiles.

Los individuos permanecieron dentro del complejo policial al menos 40 minutos, trascendió inicialmente.