PuroPeriodismo/Foto vía CCSS

Lucía Isabel Rodríguez Molina fue la primera bebé que nació por la técnica “in vitro” en la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Nació el sábado 18 de abril de 2020, a las 8:50 p.m.

Su nacimiento se convirtió en una luz de esperanza en medio de la reciente emergencia nacional por la pandemia.

Hasta el momento, 29 familias han visto hecho realidad su sueño de tener en su hogar a su hijo, dos de estas familias tuvieron un par de gemelos, desde que empezó a operar la Unidad de Medicina Reproductiva de Alta Complejidad a mediados del 2018, destaca un reporte oficial.

Keilyn Molina Zumbado, madre de Isabel Lucía, se siente “bendecida” por tener a su hija.

Agradeció a Dios, a la CCSS y a todas las personas que luchan en pro de las personas con infertilidad, ya que gracias a muchas personas hoy ella y su esposo tienen su sueño cumplido.

Más familias beneficiadas

El doctor Jerchell Barrantes Solórzano, coordinador de dicha unidad comunicó que informó que se espera que el 30 de abril sean 34 familias las que tendrán la posibilidad de ver su sueño cumplido. Esperan que para mayo nazcan otros seis bebés.

Según Barrantes, durante el primer año se registraron 84 mujeres embarazadas, a 294 parejas se le realizaron estimulación ovárica (un proceso para realizar la reproducción asistida), de esos 163 se les realizó aspiraciones foliculares (es la extracción de los ovocitos desde los folículos),  88 transferencias de embriones en fresco (transferencia del embrión al útero de la mujer directamente) y se han realizado 66 transferencias embrionarias diferidas (que el embrión pasa por un proceso de congelamiento y descongelamiento antes de ser transferido al útero de la mujer).

El gerente médico, Mario Ruiz , calificó como un hito institucional el apoyo a estas familias por la inversión en infraestructura, equipos y especialización. Es el fiel reflejo de la capacidad que tiene Costa Rica para llevar servicios de alta complejidad hasta la población, destacó.

Según Ruiz, la institución trata la infertilidad de forma multidisciplinaria, que incluye los tres niveles de atención, ya que además cuenta con dos unidades de baja complejidad que están instaladas en los hospitales de las Mujeres y México.

¿Qué viene?

La CCSS informó que a partir del mes de junio de 2021, podrá transferir óvulos donados de una mujer a otra.

La Unidad de Medicina Reproductiva de Alta Complejidad estudia a 50 parejas, de las cuales 10 ya están casi listas para iniciar este procedimiento.

El doctor Barrantes instó a hombres y mujeres, entre 18 y 35 años, que deseen donar, que se pueden acercar a esta unidad que se encuentra al costado oeste del hospital de las Mujeres o llamar al 2547-1400

Entre los programas con los que cuenta la Unidad de Medicina Reproductiva de Alta Complejidad está el de preservación de embriones, que consiste es el congelamiento de los embriones que no son transferidos para guardarlos para futuros embarazos de la pareja, informó la institución.

A la mujer se le transfiere máximo dos embriones, por lo que los demás que estén en buena calidad se guardan para ser transferido en el futuro. Hasta el momento se tienen 177 embriones vitrificados, agregó el especialista.

También cuentan con preservación de la fertilidad, que trata de que personas con cáncer que podrían tener como efecto secundario la infertilidad, guardan sus óvulos y semen ante una eventualidad. Si al finalizar el tratamiento los pacientes no tienen problemas de fertilidad, los óvulos y el semen se desechan.

Hasta el momento, esta unidad especializada institucional tiene 64 óvulos guardados y 30 viales de semen de pacientes oncológicos. Pacientes con algún tipo de cáncer pueden ser referidos por el médico tratante para preservación de la fertilidad en esta unidad institucional, agregó la entidad.

  • Con información de Diego Coto Ramírez, CCSS