PuroPeriodismo/Foto Mundo Deportivo, Barcelona

De la manera más inverosímil posible. Así fue como empató el City el encuentro ante el PSG y es que en un partido en el que se reúnen los mejore futbolistas del continente, fue un error de Keylor Navas el que permitió al City meterse de lleno en la eliminatoria, destaca el sitio Mundo Deportivo de Barcelona.

El City triunfó en París, 1-2, y sacó medio billete a la gran final de Champions League en Estambul, destaca la prensa española.

El guardameta costarricense reaccionó tarde a un centro sin aparente peligro de Kevin De Bruyne pero que cogió puerta y se convirtió en el 1-1.

Es cierto que el conjunto de Pep Guardiola, en los últimos minutos, estaba siendo superior al cuadro francés pero le estaban faltando las ocasiones. Sin embargo, en el momento menos esperado, fue cuando llegó el gol del empate, puntualiza Mundo Deportivo.

A menudo héroe del PSG este curso, pudo hacer más en el gol de De Bruyne y le perjudicó la barrera en el de Mahrez, enfatizó este medio del tico.

Un centro desde el carril del ocho se envenenó tanto que no encontrar rematador no fue un problema: encontró la red de Keylor. El portero dudó en la salida y se la comió, reseña el sitio Sport de Barcelona. 

Dos fallos tontos, inocentes

Dos fallos, tontos e inocentes, del PSG en la segunda parte propiciaron la remontada del Manchester City (1-2) tras una primera mitad dominada por los parisinos con gol de Marquinhos. El City pone pie y medio en la final… aunque falta la vuelta en Inglaterra, narra Marca de Madrid.

La primera parte empezó con lo previsible: dominio claro de la pelota del City, con el PSG agazapado en un 1-4-4-2 en defensa, y saliendo, cuando podía al contragolpe. Un escenario de partido que, con el City jugando sin delantero nato, sólo creó una ocasión de Neymar desbaratada por Ederson, agrega dicho sitio.

Pero el choque cambió radicalmente en el minuto 15′. Córner muy bien botado por Di María (15 asistencias este año) y buen cabezazo de Marquinhos. El City, que marcaba en zona, no supo defender ese balón que definió ese primer acto, relata el medio madrileño.

A partir de ahí,dominio claro del PSG, con y sin pelota. Y, además, no sufría atrás, con un gran Neymar y un discreto Mbappé. Paredes, con otro cabezazo (27′) casi pone el 2-0. Y Foden, con un buen bloqueo de Keylor, casi empata (42′). El inglés remató muy mal. En fin, 1-0 al descanso con la sensación de que el PSG fue mucho más y mejor.

El City no acertaba a hacer daño ni por fuera (no tenía extremos claros), ni por dentro (no encontraba pasillos interiores con De Bruyne, Foden o Silva) ni atacando de forma directa (jugó sin delanteros puros.). Algo tenía que cambiar tras el descanso.

Y cambió. El City presionaba, recuperaba y atacaba mejor, aunque sin grandes ocasiones, y con un ojo a los contragolpes del PSG, que le dio más protagonismo a Mbappé y menos a Neymar. El City intentaba estirar el campo, pero Bernardo no lo conseguía, y centralizaba la circulación por el medio. De Bruyne tuvo la primera ocasión en el 60′.

El fallo de Keylor…

Y la segunda, que acabó en gol (1-1), no fue ni ocasión (64′). Centro inocente, aunque con rosca, de Kevin, fallo de Keylor, que no tapó portería, y gol. El City empezaba a respirar en el tercer gol del belga en la temporada europea.

Sin mucho que discutir, el City pegó por segunda vez en el 71′. Falta que parecía para DB, que botó al final Mahrez… Paredes se abre en la barrera, y gol del City. El Manchester remontaba con juego… pero con dos fallos tontos del PSG, añade Marca.