“Carolina Recinos, actual jefa de gabinete en el Gobierno del presidente Nayib Bukele, ha participado en significativos actos de corrupción durante su tiempo en el cargo”. Así se refiere, literalmente, el Departamento de Estado de Estados Unidos a una de las funcionarias de mayor peso en el actual Gobierno de El Salvador, miembro del pequeño círculo de confianza del presidente desde que éste comenzó su carrera política hace nueve años como alcalde del pequeño municipio de Nuevo Cuscatlán, reveló este lunes el sitio El Faro de San Salvador.

Otros medios salvadoreños como El Diario de Hoy y Prensa Gráfica también destacan la versión en sus sitios web.

Departamento de Estado investiga por corrupción y narcotráfico a funcionarios de Nuevas Ideas, GANA y FMLN, titula Prensa Gráfica.

Recinos –según el sitio El Faro– aparece, junto a otras cuatro personas, en un reporte de funcionarios o exfuncionarios salvadoreños corruptos o sospechosos de corrupción que el Departamento de Estado envió este lunes 17 de mayo al Congreso y el Senado estadounidenses. En la lista aparecen también, en este orden, el exdirigente del FMLN y de Alba Petróleos, José Luis Merino; el exministro de Seguridad de la administración Bukele, Rogelio Rivas; el diputado de Gana y expresidente de la Asamblea, Guillermo Gallegos; y el exdirigente del Frente y también expresidente de la Asamblea, Sigfrido Reyes.

Se trata de parte de una lista mayor enviada a inicios de abril al despacho de la congresista californiana Norma Torres, y que incluye también a funcionarios de Honduras y Guatemala. Los nombres conocidos este lunes aparecían como clasificados en la primera versión del documento, lo que frenó su difusión. En las últimas semanas Torres había solicitado, en reuniones directas con representantes de la administración de Joe Biden, que el contenido se desclasificara, agrega el referido sitio.

Especial PuroPeriodismo: El Faro, San Salvador