Edgar Fonseca, editor/Foto Confidencial, Managua

La precandidata independiente a la Presidencia de Nicaragua, Cristiana Chamorro, acusada por el supuesto delito de lavado de dinero a través de una fundación privada, aseveró este viernes que Daniel Ortega le “tiene miedo” de cara a las las elecciones del 7 de noviembre.

“En este momento el dictador está demostrando que me tiene miedo”, afirmó Chamorro tras declarar durante dos horas y media en la Fiscalía en Managua, informa el diario Las Prensa.

“Les aseguro que también nos tiene miedo a todos, porque seremos capaces de unirnos y lo derrotaremos junto al pueblo y con el pueblo. Por eso hago un llamado a la unidad nacional. Solo juntos, solo unidos, con un candidato único y con una sola fuerza de oposición, derrotaremos a Ortega”, remarcó la también exdirectora y directiva del diario.

El caso por supuestas inconsistencias en los reportes de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH) pasó ayer jueves al Ministerio Público, como lo advirtió el Ministerio de Gobernación (Migob) en la citatoria entregada por la mañana de ese día a Chamorro. Ella era directora de esa organización no gubernamental (ONG) que cerró en febrero de este año, debido a la amenaza de la Ley de Agentes Extranjeros del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Monstruosidad jurídica

«Es una incriminación injusta», dijo Chamorro a la salida de la Fiscalía. Agregó además que le «están montando una monstruosidad jurídica».

«Mi citación de la Fiscalía, el segundo allanamiento ilegal a las oficinas de Confidencial, el acoso a los precandidatos y la cancelación de personerías jurídicas, son un ataque directo a la libertad de expresión, a los derechos humanos y a exigir elecciones justas, transparentes y observadas. Montar investigaciones amañadas y reprimir es una expresión de la cobardía de Ortega para impedir que salgamos a votar libremente el próximo 7 de noviembre. Dijimos sí a Nicaragua y no claudicamos», aseveró Chamorro.

Según Chamorro, en el Ministerio Público no le dieron detalles del caso y solo le dijeron que están iniciando una investigación, ni siquiera le dijeron por cuánto tiempo se desarrollará el proceso ni le dijeron si la volverán a citar.

Ella llegó a las 9:00 de la mañana y afirmó: «Vengo con la frente en alto a defender a los nicaragüenses porque esto no es una acusación a Cristiana Chamorro, esta es una acusación a todos los nicaragüenses que queremos democracia, que queremos libertad y que queremos un cambio de sistema en las próximas elecciones».

Acompañan a la precandidata bajo asedio policial

Varias personas, grupos feministas y defensores de derechos humanos, llegaron para acompañar a la precandidata afuera de la Fiscalía y gritaban: «Si tocan a Cristiana, nos tocan a todos». Entre quienes se hicieron presentes estuvo Ana Margarita Vijil, miembro del partido político Unamos. «Si tocan a una, nos tocan a todas, no importa la ideología», afirmó.

«No es cierto que si te quedás callado te vas a salvar», dijo Vijil en referencia a las personas que tienen miedo levantar la voz contra el régimen de Daniel Ortega.

Luego de salir de la Fiscalía orteguista, Chamorro dio a conocer un comunicado en que el que señala que «con la frente en alto, rechazo las graves acusaciones de la nefasta dictadura de Ortega por el supuesto delito de lavado de dinero, bienes y activos por parte de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, imputación que rechazo plenamente por ser calumniosa y dirigida con fines políticos para afectar mi decisión de decirle: sí a Nicaragua».

Consideró que el ataque de la dictadura no es contra ella, sino contra la democracia, contra los derechos políticos que son irrenunciables, contra la ciudadanía y contra el derecho a elecciones libres y honestas.

Varias patrullas policiales llegaron hasta la Fiscalía y se apostaron en la zona, posteriormente llegaron decenas de antimotines a rodear a los periodistas que daban cobertura y a las personas que llegaron a solidarizarse con Chamorro, como Vilma Núñez, directora el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh). Cuando Chamorro se retiró del lugar, las patrullas empezaron a irse también.

Patrañas legales del régimen

El MP citó a Chamorro Barrios con base en el artículo 147 del Código Procesal Penal (CPP) relacionado a la citación que dice: «El imputado o acusado, las víctimas, testigos, peritos e intérpretes podrán ser citados por el Ministerio Público o los tribunales cuando sea necesaria su presencia para llevar a cabo un acto de investigación o procesal. Las personas a que se refiere este artículo podrán presentarse a declarar espontáneamente ante la Policía Nacional o el Ministerio Público».

«Todo es una farsa. Ortega no engaña a nadie, menos al pueblo de Nicaragua que sabe distinguir entre la honestidad de la ciudadanía y las mentiras de un régimen despótico que lleva 14 años en el poder, pretendiendo perpetuarse por medio de patrañas legales, represión sanguinaria y fraudes electorales», cuestionó Cristiana.

Chamorro se presentó el jueves al citatorio del Migob y tras permanecer casi tres horas en la entidad dijo a los medios de comunicación que las autoridades de esta institución pretenden hacerle una «acusación macabra».

Según el Migob, “la Fundación Violeta Barrios de Chamorro para la Reconciliación y la Democracia incumplió gravemente sus obligaciones ante el ente regulador y del análisis a los estados financieros del período 2015-2019, en los que se obtuvieron claros indicios de lavado de dinero, por lo que el Ministerio de Gobernación ha informado al Ministerio Público para la investigación correspondiente”.

Ataques de tipo político

A partir de que Chamorro anunció sus intenciones políticas para competir por la candidatura a la Presidencia en los grupos opositores al régimen, Rosario Murillo, la vicepresidenta designada por el Consejo Supremo Electoral (CSE) ha dedicado varias de sus intervenciones diarias en sus medios de propaganda para atacar y ofender indirectamente a la precandidata. Chamorro ha respondido que Ortega y Murillo tienen miedo.

Especial PuroPeriodismo: diario La Prensa, Managua