Edgar Fonseca, editor

Tras ser electa el sábado 1º de Mayo, con un sólido respaldo, como nueva presidenta del Congreso, la liberacionista Silvia Hernández tendrá una prueba de fuego inmediata con la discusión final y aprobación del acuerdo-préstamo por $1.750 millones con el FMI y la agenda de proyectos que contempla la controversial nueva ley de empleo público.

Y así lo reconoció en el discurso inaugural ante la Asamblea Legislativa.

“No podemos desconocer el hecho de que los proyectos de ley que acompañan el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional mantienen serios problemas de fondo. Llevar estos proyectos de ley a buen puerto requerirá de arduas negociaciones y de un enorme compromiso por parte de las distintas fuerzas políticas que apoyan el acuerdo con el FMI”, admitió. 

Desafió al Poder Ejecutivo a un trabajo serio, permanente y continuo “que debiera tener como su máxima prioridad que esta agenda de proyectos avance con prontitud”.

Economista, de 44 años, expresidenta de la Comisión de Hacendarios, amarró la presidencia de la última legislatura del presente cuatrienio, tras labrar un respaldo de 42 votos de diputados de distintas fracciones.

Su postulación contó con la venia del excandidato presidencial, Antonio Álvarez, y del expediente y precandidato presidencial, José María Figueres.

Como vicepresidente fue electo Carlos Avendaño de Restauración Nacional, en una elección que estuvo a punto de ser suspendida por los casos covid-19 que afectan la Asamblea Legislativa.

El nuevo directorio electo fue conformado solo por diputados opositores.

Además de Hernández y Avendaño, el nuevo directorio lo integran: Rodolfo Peña, PUSC, Aída Montiel, Liberación, Xiomara Rodríguez, Restauración y Otto Roberto Vargas, Republicano Socialcristiano .

El gobiernista PAC respaldó a María Vita Monge del PUSC que solo sumó 14 votos.

Aprobar préstamo FMI, prueba de fuego

Hacer realidad el respaldo mayoritario alcanzado en la fluidez legislativa que se requiere para la pronta aprobación del acuerdo con el FMI será uno de los mayores desafíos para Hernández en un año marcado por los fuegos electorales, las convenciones partidistas en junio y julio, y el impacto en la vida productiva, económica y sanitaria del país por la pandemia.

La nueva jerarca legislativa, electa a las 10:04 a.m., ratificó su inquietud ante los legisladores cuando llamó a los partidos a no descarrilar la agenda legislativa en medio de las disputas electorales.

“Hago un llamado respetuoso pero vehemente a los partidos políticos para que la campaña electoral no descarrile el trabajo legislativo, especialmente en un año en el que país requiere de la aprobación de proyectos de ley urgentes para estabilizar las finanzas públicas y reactivar la economía”, afirmó.

“Este es un compromiso que le pido también a cada uno de los precandidatos y a la precandidata que son parte de esta Asamblea Legislativa. Las discusiones legislativas que tenemos por delante no serán sencillas, y enfrentan desde ya un desgaste político propio del último año del periodo constitucional. Ninguna aspiración política a dirigir los destinos del país, individual o partidaria, puede tener como consecuencia dificultar el funcionamiento normal de los órganos de toma de decisión”, destacó.

“Los objetivos que construimos en las negociaciones para la conformación del Directorio que hoy asume funciones, más allá de su conceptualización, requieren de enorme empeño individual y colectivo para su concreción”, aseguró.

Tres agendas fundamentales

Hernández lanzo tres agendas fundamentales: 1) sostenibilidad fiscal, 2) recuperación socioeconómica para un escenario post-pandemia y 3) Costa Rica del futuro.

“Son objetivos ambiciosos y corresponde reconocer que como fracciones políticas no abrazamos todos estos derroteros por igual. Ahí radica el reto que asumimos hoy con la ciudadanía”, enfatizó

“Ignorar los temas porque no es sencillo ponernos de acuerdo, no elimina la urgencia de que existan soluciones. Omitir las discusiones y evitarlas, sólo se entendería – con justa razón – como una enorme irresponsabilidad respecto al mandato de representación otorgado por las y los costarricenses al conformar la actual Asamblea Legislativa”, resaltó.

Cuarta mujer en presidir Asamblea

Hernández, nacida en San José, criada en Siquirres, con estudios secundarios en EE.UU. y una maestría en Desarrollo Económico del Institute of Social Studies, Erasmus University, Holanda, es la cuarta presidenta de la Asamblea Legislativa, 35 años después de la también liberacionista Rose Mary Karpinsky.

Anteriormente, solo tres mujeres dirigieron el Primer Poder de la República, Karpinsky (1986), Rina Contreras (2000), Carolina Hidalgo (2018), citó un informe oficial.

Se convierte en la segunda mujer en presidir el Congreso en un mismo periodo constitucional por primera vez en la historia.

Infancia en Siquirres

Según sus datos biográficos, aunque nació en San José, el 21 de noviembre de 1976, creció en Siquirres, donde vivió con sus padres Freddy Hernández Barahona, María de los Ángeles Sánchez Loría. Compartió su infancia con 4 hermanos. 

Realizó la primaria en la Escuela Justo Antonio Facio de Siquirres y estudios secundarios en el Colegio Técnico Profesional Agropecuario de Siquirres. 

Concluyó su bachillerato en Bryan High School (1996), Little Rock, Arkansas, Estados Unidos, mediante el programa de intercambios culturales AFS, añade su perfil biográfico.

Exviceministra de Planificación

Se desempeñó como viceministra de Planificación Nacional y Política Económica entre el 2012-2014. Además, ha sidoconsultora de organismos multilaterales y profesora universitaria.

En el presente periodo constitucional fue Jefa de Fracción del Partido Liberación Nacional (PLN), en el periodo del 2019-2020. Presidenta de la Comisión de Hacendarios en el 2018 y 2020, presidió la Comisión Investigadora de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD) en el 2020, e integró otros órganos legislativos como la Comisión de Ciencia, Tecnología y Educación 2018-2020, la Comisión Especial del Proceso de Adhesión a la OCDE, 2019-2020, la Comisión Especial de Contratación Administrativa, 2020, y la Comisión Especial de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, 2018.