PuroPeriodismo/Foto As, Madrid

Faltó lo de casi siempre, el gol. Por lo visto tampoco se escondía en Sevilla y el problema se agrava porque se ha convertido en una canción de estribillo odioso. España pinchó este lunes con Suecia y arranca la Eurocopa sin premio, lamenta el sitio As de Madrid. 

Se abre ahora un plazo de cinco días (hasta el duelo ante Polonia) con las tertulias echando humo, pues basta con tener los oídos medio abiertos para darse cuenta del sentir popular: ¿Por qué no jugó Gerard Moreno hasta el minuto 73 cuando ha sido el máximo goleador español de LaLiga? “Fútbol es fútbol”, decía Boskov. Ni siquiera la frase de Vujadin nos ayuda.

Mientras sonaban los himnos quise hacer un experimento, un ejercicio facilito, sin riesgo alguno. Tecleé ‘Luis Enrique’ en Twitter y aguardé cuánto tardaba en figurar su nombre en un comentario. No llegó al minuto. Y decía así: “Luis Enrique es otro Clemente. Nos va a dar días de gloria”. ¿? Así que mejor aparqué las redes sociales y me centré en el césped de La Cartuja, donde Luis Enrique había alineado el once más previsible de todos los previsibles, y eso en el asturiano ya es acertar.

Unai Simón de nuevo bajo palos (y van ocho partidos seguidos), lo que le otorga la condición de meta titular de la Selección. Era una España de izquierdas, con dos centrales zurdos como Pau Torres y Aymeric Laporte, acompañados en defensa por otro zocato como Jordi Alba. Detalles, simplemente eso, porque lo cierto es que el cuarteto que escoltaba a Simón fue un seguro de inicio, reseña As.

Especial PuroPeriodismo: As, Madrid