Edgar Fonseca, editor

La Fiscala General, Emilia Navas, no conoció, ni actuó, ni participó de las investigaciones del caso que derivó en el escándalo Cochinilla en que OIJ y la Fiscalía denuncian una red de presuntos sobornos y dádivas en la contratación de obra pública.

Esta aclaración la hizo ayer el fiscal adjunto de Probidad, Transparencia y Anticorrupción, Carlos Meléndez Sequeira.

Hizo tal manifestación “Atendiendo a múltiples consultas en torno a dudas sobre si fue o no la fiscala general, Emilia Navas Aparicio, quien firmó solicitudes de intervenciones telefónicas en el caso conocido policialmente como “Cochinilla”, según comunicó la Fiscalía.

Navas se inhibió de conocer dicho caso en razón del parentesco con el abogado Francisco Campos, defensor de varios de los imputados en dicha causa.

Su posición fue cuestionada por algunos diputados y sindicatos judiciales que presionaron ante Corte Suprema de Justicia para que Navas deje el cargo.

El lunes anterior, una mayoría de 16 magistrados descartó investigar la actuación de Navas y confirmaron que sus inhibitorias se han dado conforme el Reglamento del Poder Judicial y de un protocolo del Ministerio Público.

Navas aseguró hace una semana en conferencia de prensa virtual que en ningún momento se enteró de previo del caso hasta que fue revelado por autoridades del OIJ y de la Fiscalía el lunes 14 de junio cuando se dieron 57 allanamientos y 30 detenciones.

Al momento de los anuncios ella estaba en la casa de su señora madre, dijo.

También calificó de “ataque infundado” la presión de diputados y sindicatos judiciales que demandan su salida.

“No hay ningún motivo que lo justifique”, advirtió.

Este caso es el mayor golpe reciente contra alegados actos de corrupción en la gestión pública desde los escándalos que enfrentaron los expresidentes Rodríguez y Calderón en 2004.

La jueza penal de Hacienda, Carolina Lizano Salazar, anunciará el sábado a la 1:30 p.m. las medidas cautelares contra 14 de los detenidos, para quienes la Fiscalía pidió un año de prisión preventiva, entre otras razones por eventual peligro de fuga.

Entre los detenidos hay 16 funcionarios de CONAVI. La Fiscalía pidió contra 11 de ellos suspensión de sus cargos.

También hay personeros de empresas de construcción del sector de obra pública, entre ellas MECO, H Solís y Herrera de San Carlos.

No conoció, ni actuó, ni participó

“En el caso de marras, la señora Emilia Navas Aparicio como fiscala general no conoció, ni actúo ni participó de actos de investigación fiscales, policiales o de autorizaciones jurisdiccionales; para eso fungen los fiscales adjuntos subrogantes de conformidad con nuestro ordenamiento jurídico”, ratificó la declaración del fiscal Meléndez.

“No se puede dar más detalles por ser parte del legajo de investigación”, agregó.


Meléndez explicó que las órdenes jurisdiccionales se solicitaron a quienes ostentaban el cargo de Subrogante, y fungían en esos momentos como Fiscal General en ejercicio.


Con lo anterior se aclara que la Fiscala General Navas no firmó ninguna solicitud de intervención telefónica y que quien lo hizo fue la persona que se encontraba sustituyendo a la jerarca, como fiscala subrogante, agregó el comunicado del Ministerio Público.