Edgar Fonseca, editor

Un promedio de 300 contagios diarios de covid-19 y unos 250 hospitalizados, 100 de ellos en UCI, pronostica el más reciente informe del Centro Centroamericano de Población de la UCR, de continuar el descenso del pico pandémico observado en recientes semanas.

El informe lo suscribe el demógrafo y salubrista Luis Rosero-Bixby.

Según dicho especialista, la tasa de reproducción de la pandemia en Costa Rica es R=0,92 con datos actualizados al 18 de junio, similar a la estimada en las últimas tres semanas. El país está en la fase descendente de la ola pandémica gracias a que la tasa R es menor que uno. Se proyecta, en un escenario optimista de baja adicional en la tasa R, que dentro de dos meses, el 18 de agosto, el número de casos diagnosticados será de 300 diarios y habrá 250 personas hospitalizadas, 100 en UCI. 

Estas tres cantidades -agrega el análisis– pasan a ser 700 diagnósticos, 600 hospitalizados y 200 en UCI, si, en un escenario neutro, de tasa R permanece constante.  Se espera una rápida caída en el número de fallecimientos, no solo por la baja de la curva pandémica, sino también por efecto de la vacunación preferencial a personas más vulnerables.

3 escenarios a dos meses

Según Rosero, si, en un escenario optimista, la población costarricense logra reducciones adicionales en la tasa de contagio hasta un valor de R=0,85, el país estará reportando menos de 400 nuevos diagnósticos por día dentro de 2 meses, el 18 de agosto (Gráfico 2), y estará acercándose a condiciones que permitan levantar las restricciones sanitarias más severas.

Un escenario neutro –añade dicho experto– proyecta que la tasa de contagio continuará invariable en los próximos dos meses a un nivel de R=0,92. Este escenario llevará a menos de 800 diagnósticos diarios el 18 de agosto, cifra que es todavía alta y que apunta a la necesidad de mantener las restricciones y conductas poblacionales que hicieron posible la baja en R y que harían realidad el escenario optimista.

En un escenario pesimista de aumento de la tasa a R=1,02, el país entraría en una nueva ola pandémica en julio, advierte.

Sí hubo efecto convención PLN

Según dicho estudio, la convención PLN del 6 de junio sí generó efectos de contagios.

La convención interna del Partido Liberación Nacional (PLN) efectuada el 6 de junio con 420.000 votantes, fue un evento preocupante por el potencial de iniciar una nueva ola de contagios de Covid-19.  La tasa R, efectivamente, se elevó de 0,91 a 0,94 en los tres días siguientes a ese evento, pero luego retornó a su nivel anterior, ratifica el informe.


La buena noticia de los resultados de la semana que termina –agrega– es que la tasa de contagio continuó por debajo del umbral de R=1, lo que significa que cada vez hay un menor número de nuevos contagios, o sea que la curva epidémica de incidencia continúa a la baja.


No se equivoquen

El experto Rosero destaca que erróneamente se ha atribuido la baja vigorosa en el número de casos de las últimas tres semanas a una inexistente baja en la tasa R producto de las últimas medida sanitarias.  Lo correcto es afirmar que esta baja en el número de diagnósticos (y de hospitalizaciones) se debe a que la tasa R está por debajo de uno, lo cual se logró gracias a su fuerte caída entre el 17 de abril y el 24 de mayo.

Un gran número de potenciales contagiadores

Según el análisis de Rosero, un lector puede encontrar contradictorio que se afirme que el país se encuentra en una buena situación en cuanto a tasa de contagio con R<1, en momentos en que los hospitales continúan saturados y se están reportando más de 1,500 diagnósticos diarios o tasas de incidencia de 300 por millón de habitantes. 

Esta aparente contradicción –según su interpretación– se debe a que la incidencia o cantidad de nuevos diagnósticos no depende solamente de la tasa R sino también de la cantidad de personas contagiadoras que están circulando en la población.  En estos momentos el país tiene una baja tasa de contagio y, al mismo tiempo, un gran número de potenciales contagiadores resultante del pico de la ola pandémica en el que nos encontrábamos hasta hace poco.  Ese acumulado de personas transmisoras del virus disminuirá paulatinamente en tanto sigamos con un R menor que uno, pronosticó.