PuroPeriodismo/Foto Pedro Portal, Miami Herald, Miami

La demolición de la parte restante del Champlain Towers South, en Surfside, es inminente. El edificio, que representa un peligro para la seguridad pública, podría desaparecer el domingo, según planean autoridades estatales y locales. Una decisión que ha sido agilizada tanto por el estado de la estructura como por la tormenta tropical Elsa, que podría impactar el sur de la Florida el lunes por la tarde y el martes, según el sitio El Nuevo Herald de Miami.

El gobernador de la Florida, Ron De Santis, emitió una orden ejecutiva para los preparativos para la tormenta, y él y la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, han autorizado la demolición del edificio, que se llevaría a cabo el domingo tratando de interrumpir lo menos posible las labores de rescate, agrega dicho medio.

“Es demasiado inseguro el edificio, no se puede dejar entrar a nadie y vamos a proteger al equipo de rescate”, dijo De Santis en la rueda de prensa de la mañana del sábado, informando que el estado correrá con los gastos de demolición.

Levine Cava informó que durante la noche se recobraron dos víctimas más, la cifra de muertos asciende a 24, 124 personas permanecen desaparecidas y 188 han sido localizadas. Desde el jueves 24 de junio, día de la tragedia, no han rescatado a ningún sobreviviente.

Ayer la policía de Miami-Dade identificó a cuatro víctimas: Bonnie Epstein, de 56 años; Claudio Bonnefoy, de 85 años; Maricoy Obias-Bonnefoy, de 69; y una niña de 7 años cuyo nombre no se ha hecho público a pedido de la familia. La policía se refirió incorrectamente a Maricoy como María, detalla el Herald.

Especial PuroPeriodismo: El Nuevo Herald, Miami

Temen derrumbes de otros edificios

El reciente derrumbe del edificio en Miami, a solo varios kilómetros de su hogar, llevó a Sergio, un español que reside en un edificio en la turística zona de South Beach, en la popular Miami Beach, a tomar una decisión radical.

“Decidí vender mi apartamento. Lo había comprado en 2014, pero después de siete años viviendo allí, con esto, para mí, fue suficiente”, le dice a BBC Mundo.

Como le pasó a Sergio, el derrumbe parcial del edificio Champlain Towers South la pasada semana se ha vuelto una alerta trágica y un temor recurrente para los que viven ya no solo en la populosa Miami Beach, sino en las áreas costeras de Florida. 

El derrumbe ha costado ya más de 20 vidas y aún hay más de 120 desaparecidos.

“Cuando pasan estas cosas, se preocupa muchísimo la gente por dos motivos: primero, porque las regulaciones pueden cambiar, se pueden exigir más controles de las asociaciones de propietarios que tendremos que pagar los residentes, y eso se traduce en más dinero al año, pero también está el temor de que tu edificio puede ser el siguiente que se derrumba”, afirma Sergio.

No están claras de momento las circunstancias del derrumbe del Champlain Towers South. 

Y aunque ingenieros estructurales entrevistados por BBC Mundo coinciden en que el colapso fue “extremadamente raro” y creen que el riesgo de una situación similar es reducido, reportes de medios locales y de vecinos de edificios altos, principalmente en áreas costeras, han comenzado a denunciar temores por potenciales problemas estructurales en sus condominios.

“En los últimos días hemos visto numerosas denuncias de este tipo que necesitarán ser estudiadas”, dice a BBC Mundo Atorod Azizinamini, profesor de Ingeniería Civil y director de la Escuela Moss de Construcción, Infraestructura y Sostenibilidad de la Universidad Internacional de Florida (FIU).

Especial PuroPeriodismo: BBC