Edgar Fonseca, editor/Google Images

A más restricciones, menos demanda para viajar. La ecuación se cumple y la demanda de viajes aéreos se desplomó un 60,1% en junio respecto al mismo mes de 2019 por las restricciones en los vuelos internacionales, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), destaca el sitio Nius de Madrid.

El mayor descenso se produjo en la demanda internacional de pasajeros en junio, que fue un 80,9% inferior a junio de 2019, lo que significa una mejora con respecto al descenso del 85,4% registrado en mayo, comparado con el mismo periodo de hace dos años, agrega el sitio.

Modestas ganancias en junio

Junio ​​fue otro mes de modestas ganancias en viajes aéreos, resalta el reporte IATA divulgado este jueves 29 de julio.

Los ingresos por pasajeros-kilómetro (RPK) de toda la industria cayeron un 60,1% en comparación con la anterior a la crisis de junio de 2019, una mejora con respecto al descenso del 62,9% en mayo.

• Los RPK domésticos globales continuaron recuperándose, sin embargo, el desempeño fue desigual en los principales mercados domésticos.

  • Rusia, EE. UU. y Brasil mostraron desarrollos positivos de RPK, pero el tráfico aéreo se deterioró en China y Australia.

El tráfico internacional también mantuvo su recuperación moderada, con todas las regiones, excepto Asia Pacífico, mostrando mejores resultados en comparación con mayo, cita IATA.

• La voluntad de los pasajeros de viajar –añade– sigue siendo fuerte, pero las restricciones de viajes internacionales elevadas y los casos de COVID en aumento en algunas regiones representan un riesgo para una mayor recuperación de los viajes aéreos.

La contracción global de RPK se suavizó un mes más.

Según IATA, la lenta recuperación de los viajes aéreos continuó en junio en medio de modestas mejoras en los viajes nacionales e internacionales.

Los ingresos por pasajeros-kilómetro (RPK) de toda la industria disminuyeron en un 60,1% en comparación con la anterior a la crisis de junio de 2019, un aumento desde la contracción del 62,9% en mayo. En términos desestacionalizados, los RPK continuaron con una tendencia ascendente.

A pesar del aumento en los casos de COVID y las nuevas restricciones en algunas áreas, los viajes aéreos nacionales del país no se vieron afectados en gran medida en junio. Dicho esto, algunos de los destinos turísticos más populares, como los complejos turísticos del Mar Negro, comenzaron recientemente a implementar reglas que permitirán que solo los viajeros vacunados, los viajeros con pruebas de PCR negativas o pruebas de anticuerpos confirmadas se alojen en los hoteles. Esto podría afectar la disposición de los pasajeros a viajar en los próximos meses, consigna dicho reporte.

Una crisis continuada

El director genereal de IATA, Willie Walsh, ha señalado que junio debería ser el comienzo de la temporada alta, pero las aerolíneas llevaban solo el 20% de los niveles de 2019. 

“Eso no es una recuperación, es una crisis continua causada por la inacción de los gobiernos”, cita Nius.

Por zonas, el tráfico internacional de junio de las aerolíneas de Asia-Pacífico fue el que más cayó, con un 94,6% en comparación con junio de 2019. La capacidad decreció un 86,7% y el factor de ocupación bajó 48,3 puntos porcentuales hasta el 33,1%, el más bajo entre las regiones.

Por parte de los operadores europeos, su tráfico internacional disminuyó un 77,4% respecto a junio de 2019, mientras que la capacidad disminuyó un 67,3% y el factor de ocupación cayó hasta el 60,7%.

Las aerolíneas de Oriente Medio registraron una caída de demanda del 79,4% en junio, por encima de las aerolíneas norteamericanas y latinoamericanas, cuyo tráfico internacional se redujo un 69,6% y un 69,4% en junio, respectivamente, según dicho sitio.

Especial PuroPeriodismo: Air Passenger Market Analysis June 2021 Slow air travel recovery continued for another month, IATA, junio 2021