Edgar Fonseca, editor

Tres investigaciones simultáneas arrancaron ayer para esclarecer la denunciada desaparición de 264 vacunas Pfizer del área de salud de Alajuela Sur, hecho descubierto el miércoles 27 de julio.

En esa unidad aplicaron en jornada extraordinaria 8.736 dosis en la última semana.

La desaparición de las vacunas fue descubierta la mañana del miércoles cuando el personal llegó a abrir el refrigerador donde quedaron dispuestas las dosis para la inoculación diaria.

La CCSS informó a las 6:49 p.m. de ayer que la dirección médica del área de salud Alajuela Sur atendió a funcionarios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y de la Unidad de Investigación y Seguridad y de la Auditoría Interna de la Caja Costarricense de Seguro Social, quienes estuvieron recogiendo indicios respecto al faltante de dosis de vacunas contra covid-19 en ese establecimiento de salud.

PuroPeriodismo consultó si las vacunas dadas por desaparecidas son parte del lote de 500 mil donadas el 13 de julio por el gobierno de EE.UU. pero la CCSS se abstuvo de confirmar.

También se buscó precisar si es el único caso de supuesta desaparición de vacunas denunciado hasta ahora. Tampoco hubo respuesta.

Alegaron que el caso está bajo investigación.

Que se esclarezca lo más pronto

Según el reporte oficial, la doctora Tatiana Sánchez Morales, directora en ejercicio, explicó que desde la mañana se facilitó la información requerida.

“Esperamos que la investigación aclare el hecho lo más pronto posible”, dijo.

Sánchez Morales se mostró dolida por esta situación.

Sostuvo que esta área de salud se ha caracterizado por un alto compromiso en la atención de su población y en la jornada de vacunación contra covid-19 no ha sido diferente.

En los últimos siete días, el personal trabajó intensamente incluyendo fin de semana sin pago de horas extras, lo que permitió aplicar 8.736 dosis en siete días, confirmó.

“Es doloroso que esto sucediera en nuestra área de salud, somos los más interesados en que se conozca la verdad y se llegue a las últimas consecuencias”, puntualizó.

Riesgo con vacunas

La doctora Marieli Cruz Jiménez, integrante del equipo coordinador de vacunación contra covid-19, aseveró que una vez que se recibe la vacuna en el área de salud se debe garantizar que se sostenga la cadena de frío, significa que la estabilidad de la vacuna debe estar siempre entre 2 y 8 grados.

Cada día, a cada equipo vacunador, previa preparación de la vacuna, se entregan las vacunas en un termo con cuatro paquetes fríos que mantienen la cadena de frío. A lo largo de la jornada de vacunación no se puede sacar la vacuna a menos que sea el momento para la aplicación, amplió dicha fuente.

La estabilidad a esa temperatura garantiza la efectividad de cada vacuna, según Cruz Jiménez.

Advirtió que una vacuna que no cumpla estas temperaturas establecidas tiene el riesgo de alterarse su eficacia y su efectividad, obviamente, desde la inmunización real que genera cada dosis.

Cruz recomendó a las personas no aceptar ofrecimientos de venta de vacuna en la calle. Instó a denunciar cualquier situación irregular.

Las denuncias se pueden hacer en la línea confidencial del OIJ 800-8000-645 al correo: ciss@ccss.sa.cr

Con información de Xinia Bustamente Castillo, CCSS