Edgar Fonseca, editor

La exvicepresidenta Ana Helena Chacón, embajadora en España, y el actual ministro de Comunicación, Agustín Castro, deberán declarar en la comisión legislativa de seguridad y narcotráfico por haber recibido en sus despachos en 2017 y 2018, respectivamente, a un investigado por una gran red narco desarticulada en mayo anterior.


El sospechoso, Luis Cartín Herrera, visitó los despachos de ambos al final de la administración anterior y al inicio de la presente, confirmó a los diputados la ministra de la Presidencia, Geannina Dinarte.

A la exvicepresidenta Chacón la visitó en octubre 2017.

A Castro, entonces viceministro de la Presidencia, lo visitó el 31 de julio de 2018.

Cita gestionada por diputado PUSC

El ministro Castro afirmó que la cita ahora investigada fue gestionada por el diputado PUSC, Oscar Cascante.

Así lo menciona en un mensaje enviado a los medios a las 8:27 p.m. de este martes.

“Atenderé la comparecencia ante la Comisión legislativa, con respeto a la institucionalidad y con toda tranquilidad”, aseveró.

Añadió: “Ahí explicaré que:

A) la reunión del 31 de julio de 2018 en la que participó el señor Cartín, junto con otras

personas, se dio por una petición surgida del diputado Oscar Cascante,

b) fue en mi condición de viceministro de la Presidencia a cargo de asuntos

parlamentarios,

c) dicha reunión no tuvo ningún resultado favorable para sus intereses”.

Exvicepresidenta defiende transparencia y honestidad

La exvicepresidenta Chacón defendió la “transparencia y honestudad de sus actuaciones” al referirse a la convocatoria legislativa por la cita con el sospechoso Cartín.

“A lo largo de mi ejercicio en la función pública he buscado la manera de aportar a las luchas de comunidades, poblaciones y colectivos que buscan una sociedad más respetuosa de sus derechos y un Estado que responda equitativamente frente a las necesidades y expectativas de cada persona”, afirmó en un post Facebook.

“Esta consigna –dijo– me ha llevado a convertir cada oficina a mi cargo en un despacho de puertas abiertas y a interesarme en sumar voluntades y soluciones dentro de la legalidad, a las solicitudes puestas en mi conocimiento”.

“Hoy martes –añadió– una comisión de la Asamblea Legislativa decidió convocarme a dar explicaciones por la audiencia que concedí en octubre del 2017, en mi calidad de Coordinadora del Consejo Presidencial Social, a la Asociación de Mujeres Organizadas de Barrio La Cruz, interesadas en impulsar un proyecto de vivienda, quienes decidieron hacerse acompañar del Sr. Luis Cartín, entonces asesor de esta asociación, quien recientemente y de manera póstuma ha sido vinculado públicamente con actividades criminales”.

“Al respecto –manifestó– es importante aclarar que al señor Cartín no lo conocía previamente, ni tuve contactos posteriores con él; que no recibí alertas de la DIS, que indicaran que se trataba de una persona en conflicto con la ley; que de esta reunión no se derivó ninguna gestión y que el único motivo por el cual fue recibido en mi despacho fue por la solicitud de la Asociación de Mujeres Organizadas”.

Chacón aclaró que la cuestión de vivienda era uno de los componentes de trabajo de la Estrategia Puente al Desarrollo, “por tanto, tras escuchar las inquietudes de las representantes comunales les orientamos a las instancias correspondientes, ya que en mi despacho nunca se definieron beneficiarios ni se ordenó direccionar recursos a proyectos específicos”.

“Respetuosa de la ley y sus instituciones, atenderé con gusto el llamado de la comisión legislativa a dar las explicaciones necesarias, pues se trata de una oportunidad valiosa para reiterar la transparencia y honestidad que siempre ha acompañado mi vida pública”, expresó la actual embajadora en España.

23 detenciones, cuantiosas inversiones

El sospechoso Cartín falleció el 6 de mayo mientras avanzaban las pesquisas de OIJ sobre la red del denominado caso Turesky, a la que las autoridades atribuyen cuantiosas inversiones, por al menos $20 millones.

Oficiales y fiscales intervinieron el 25 de mayo a dicho grupo lujosos inmuebles en Escazú, Santa Bárbara de Heredia, Alajuela y Limón.

Hubo 23 detenidos, entre ellos el supuesto líder de apellido James, alias Turesky.

Un búlgaro de apellido Mitev es sospechoso de ser un contacto clave con los nacionales.

La DEA, trascendió, lo vincula al supuesto trasiego de éxtasis entre Bulgaria y Ámsterdam, Holanda.

Semanas antes del operativo visitó el país y salió sin ser detectado por las autoridades.


Según las autoridades judiciales, dicha organización criminal exportaba cocaína en contenedores desde la megaterminal portuaria de Moín.

Dos sospechosos de pertenecer al grupo, de apellido Cartín, padre, el fallecido, e hijo, visitaron al menos en 30 ocasiones despachos de diputados de las últimos dos periodos.

El diputado PUSC, Cascante, recibió a los Cartín, en 13 ocasiones.

La última visita se dio la vísperas del megaoperativo policial que desmanteló a dicha red narco.

El legislador alegó que dichas personas lo buscaron interesados en que les apoyara en proyectos de vivienda social en zonas del sur del país.

A raíz de las revelaciones, Cascante se separó de la fracción PUSC y desistió de ser parte de la comisión investigadora narco.