Edgar Fonseca, editor/Foto OIJ

Una banda delincuencial que ejecutó graves golpes y asaltos en cajeros automáticos y comercios por un monto de unos ¢198 millones fue desarticulada este martes por OIJ y la Fiscalía.

Hubo 15 detenidos tras 17 allanamientos en Santa Cruz de Guanacaste, Limón 2000 y Pocora, confirmó el Ministerio Público.

“Usaban varios vehículos, armas de fuego, los denominados miguelitos y el ocultamiento por medio de métodos desarrollados como el contador que organizaba la estructura financiera que permitía saber cuánto lograban en los golpes y cómo distribuirlo”, reveló el director del OIJ, Walter Espinoza.

También fueron detenidas dos mujeres sospechosas de asumir el papel de ocultar los bienes y de hacer inversiones.

Esta banda ejecutó sus acciones en Pérez Zeledón, Limón y Guanacaste.

En los allanamientos y capturas de esta mañana les decomisaron unos ¢15 millones.

Gran operativo

La Fiscalía Adjunta contra el Narcotráfico y Delitos Conexos confirmó que ejecutaron 17 allanamientos como parte de las diligencias de investigación que se realizan dentro de la causa 19-000166-0622-PE, la cual tiene relación con aparentes delitos de robo agravados, cometidos en cajeros automáticos, locales comerciales, entre otros. 


Informaron que dichos operativos se encuentran activos en Santa Cruz de Guanacaste, así como en Limón 2000 y Pocora. Hasta este momento, la Fiscalía ha decomisado dinero en efectivo, tanques de gas acetileno, pasamontañas, guantes, celulares y otra prueba de importancia para el desarrollo del caso, añadió el reporte de la Fiscalía.


Detallaron que durante los allanamientos, este despacho ordenó detener a 15 personas de apellidos Hernández Sandí, Segura Martínez, López Berrocal, Li Zhen, Herrera Vargas, Mora Leiva, Brenes Caldero, Cubillo Mora, Bravo Díaz, Hernández Rojas, Rabine Ortega, Francis Mata, Aguilar Guzmán y dos de ellas apellidadas Hernández Salas.

Golpeaban cajeros automáticos


Según las investigaciones, con la prueba obtenida hasta este momento, desde enero del 2018, los sospechosos habrían conformado una organización, la cual, presuntamente, se dedicaba a robar en cajeros automáticos, así como a cometer otro tipo de delitos contra la propiedad. Se cree que la banda se ubicaba en Pocora de Guácimo, en Limón, pero, en apariencia, cometía los ilícitos en todo el territorio costarricense.


La Fiscalía presume que la organización elegía comercios o cajeros automáticos que se ubicaran en zonas alejadas y poco transitadas; estudiando previamente el lugar, para conocer la ubicación de las cámaras, sensores y las principales salidas e ingresos. Al parecer, los imputados utilizaban gas acetileno para penetrar el acero de las cajas fuertes y ejecutar el robo.


Aparte de los robos a los cajeros automáticos, en apariencia, la organización habría sustraído bienes en lugares como tiendas de electrodomésticos, instalaciones de asociaciones de desarrollo comunal, una gasolinera y un supermercado. Los ilícitos habrían ocurrido en Pérez Zeledón, Limón y Guanacaste, amplió el informe oficial.


Las 15 personas detenidas quedaron a las órdenes del Ministerio Público, donde se les tomará la declaración indagatoria y, posteriormente, se valorará la respectiva solicitud de medidas cautelares.