Edgar Fonseca editor/Foto Facebook Andrea Vargas

La velocista nacional Andrea Vargas, quien quedó fuera de la final de 100 metros vallas por dos centésimas, sale agradecida de Tokio y apunta con firmeza hacia los Juegos Olímpicos París 2024.

“París 2024 está a la vuelta de la esquina”, resaltó la atleta novena en el mundo tras su gran actuación en tierras niponas.

De paso clasificó al próximo mundial de atletismo.

Agradecida

“Gracias a todos por su apoyo , siempre es un honor representar a Costa Rica”, afirmó en un post en su cuenta Facebook .

“Seguiré trabajando duro para volver a darles un alegría”, agregó.

“Seguiré –dijo– como desde hace muchos años labrando mis sueños con esfuerzo y disciplina”.

Aprendió y clasificó

“Me voy de mis primeros Juegos Olímpicos con muchas enseñanzas y clasificada al próximo mundial de atletismo”, añadió.

“París 2024 está a la vuelta de la esquina”, remarcó en una clara apuesta a las próximas justas en la nación europea.

“Dios nos dé sabiduría y fortaleza para llegar allá en mejor forma”, resaltó.

“Felicito a todos mis compañeros del equipo olímpico que dieron todo acá en estas justas y ojalá niños y niñas sueñen y trabajen desde ya por llegar a unos Juegos Olímpicos con la misma convicción de ellos, mi hermana y mi madre como mi entrenadora”, agregó Vargas.

“Dios bendiga a Costa Rica hoy , mañana y siempre”, cerró su mensaje.

Andrea quedó fuera de la final la madrugada de este domingo tras competir con la élite mundial en su especialidad.

Las redes estallaron en reconocimiento para ella, su señora madre y entrenadora, doña Dixinia Mena, y su hermana, Noelia.