PuroPeriodismo/Foto Seguridad CR

Tres tripulantes ticos de una nave pesquera que se incendió en alta mar, a 243 kilómetros de Golfo Dulce, Pacífico sur, fueron rescatados sanos y salvos.

La emergencia se vivió el martes anterior, confirmó hoy Seguridad Pública.

Un buque mercante logró rescatar el miércoles a los tres costarricenses, apellidados: Carrillo de 40 años vecino de Barranca, Serrano de 49 años y Salas de 44 años, ambos vecinos de Chacarita, Puntarenas. 

La nave en que en se movilizaban sufrió un desperfecto mecánico al explotar una batería lo que provocó que se incendiara.

Los tripulantes se lanzaron al agua y se aferraron a una boya.

Uno de ellos lanzó vía un celular-satelital una alerta de emergencia que fue captada por el sistema 9-1-1.

Fue así como se coordinó la operación de rescate que incluyó apoyo de la Guardia Costera de Estados Unidos y del Servicio Aeronaval de Panamá (SENAN), añadió Seguridad.

Según la versión oficial, se desarrolló un amplio operativo de búsqueda y rescate culminó de forma exitosa este miércoles, luego de que a eso de las nueve y media de la noche del martes el Guardacostas recibió, mediante la plataforma 9-1-1, una alerta en la que se indicó que  una embarcación presentaba problemas mecánicos. 

Las autoridades informaron que dicho desperfecto ocasionó que la nave se incendiara cuando se encontraba a una distancia de 243 kilómetros al sur del Golfo Dulce, Golfito, Pacífico sur.

Apoyo de barco mercante

Gracias a las coordinaciones y al Convenio Internacional Sobre Búsqueda y Salvamento Marítimos, (Convenio SAR) que la alerta se le hizo extensiva a un mercante que se encontraba a 67 kilómetros del lugar en donde estaban los náufragos. 

Seguridad reportó que una vez que el mercante salvó a los náufragos, se iniciaron las coordinaciones con las autoridades costarricenses para hacer entrega de los rescatados.

Se coordinó un acuerdo de punto de encuentro a 130 kilómetros del Golfo Dulce, en donde una lancha interceptora de la estación de Guardacostas de Golfito recogió a los tres pescadores. 

A eso de las cuatro de la tarde, los tripulantes llegaron al muelle de Golfito para su valoración médica. 

Seguridad identificó al barco pesquero de la emergencia como Baula X, matrícula P-10238, que se quemó por completo.

Según su capitán, el problema inició cuando una batería explotó, generando así la alerta. 

Tanto el capitán como los marineros agradecieron a Dios, al Guardacostas y a todos los involucrados en este rescate.