Edgar Fonseca, editor

Seguridad Publica no tiene de momento indicios que haya nexo político en el ataque ejecutado por pistoleros el sábado anterior

contra el joven líder opositor nicaragüense, Joao Maldonado, exilado en el país.

“No hay información que el evento sea cometido por un tema político”, sostuvo el ministro de Seguridad, Michael Soto, ante la prensa.

“Es especulativo”, insistió Soto ante los medios sobre las versiones que circulan de posibles causas del ataque a Maldonado, quien permanece sedado, en condición delicada, en un centro de salud privado tras sufrir cuatro disparos de bala mientras se movilizaba junto a otra persona en un vehículo en Bello Horizonte, Escazú, la tarde del sábado.

Fue atacado por dos pistoleros que viajaban en sentido contrario por dicho sector.

“Yo esperaría que el Organismo de Investigación Judicial, en el momento que tenga algo que ver nos lo diga, pues para hacer algún tipo de valoración. Hasta el momento es lo que ellos manifiestan y esperemos que OIJ dé algo”, afirmó.

“La investigación de fondo la hace OIJ, no tengo información específica al respecto del tema”, añadió.

El diario La Prensa de Managua atribuye al ministro Soto haber dicho que las autoridades costarricenses no han tenido conocimiento de individuos que llegan a ese país a atacar a opositores al gobierno de Daniel Ortega. Comentó que además tienen abiertos canales de comunicación con los nicaragüenses y otras comunidades de extranjeros en Costa Rica y garantizan la seguridad en las manifestaciones.

Espacio a las investigaciones

Dicho diario destacó aseveraciones que dio el canciller Rodolfo Solano sobre el ataque a Maldonado, tras los actos del Bicentenario de la Independencia en el Parque Nacional, San Jose..

“Ese es un hecho que está siendo atendido como corresponde con las autoridades judiciales competentes, demos el espacio correspondiente para que las autoridades competentes realicen las pesquisas correspondientes», sostuvo Solano ante los medios.

Maldonado se exilió en Costa Rica en mayo de 2018 luego de ser señalado de participar en el asesinato del militante sandinista Bismark Martínez. En una entrevista con LA PRENSA señaló que había participado en las protestas y que se encontraba apoyando en los tranques en Carazo, pero que no participó del asesinato de Martínez. Maldonado es hijo del general en retiro del Ejército, Tomás Maldonado, quien también participó de las protestas y fue preso político.

El sábado 11 de septiembre Joao Maldonado fue atacado a tiros en Costa Rica. Cuatro disparos le impactaron en el cuerpo y lo dejaron en estado delicado, de acuerdo con sus familiares. Opositores y organismos de derechos humanos consideraron que las razones de este acto violento fueron políticas.

Nadia Robleto, pareja de Maldonado, comentó que él se encuentra en estado delicado. «Él está sedado. Hay que esperar. Eso fue lo que nos dijeron los médicos. Hay que esperar que él reaccione y se recupere, porque los médicos ya hicieron lo que se podía hacer, humanamente posible, y médicamente posible, y hay que esperar», expresó Robleto, según el medio nicaragüense.