Edgar Fonseca, editor/Foto OIJ

Un total de 14 empleados de AyA fueron detenidos ayer ligados por OIJ y Fiscalía a una gran red narco.

Entre los sospechosos hay ingenieros, administradores, abogados.

En otra fulminante operación policial hubo 37 allanamientos y un total de 27 detenidos.

Walter Espinoza, director OIJ, calificó el caso como “muy importante”, porque involucra tres eventos: tráfico de drogas, corrupción de funcionarios y lavado de dinero.

“Es una mezcla perversa de actividades criminales”, lamentó.

La red usaba empresas para canalizar sus gestiones y trámites ante la entidad.

El jerarca policial aseguró que la organización criminal había contactado a los funcionarios para que les dieran facilidades en las licitaciones.

“De esa manera el dinero en efectivo sucio, ilegítimo y de origen oscuro, se mezcla con dinero bancarizado del Estado y eso le permite darle una apariencia de legalidad e insertalo en el sistema financiero”, aseveró.

La Fiscalía concluyó anoche la indagatoria de los detenidos.

Los delitos que se investigan bajo el expediente 19-000129-0622-PE son tráfico internacional de drogas, legitimación de capitales, cohecho propio, cohecho impropio, peculado y penalidad del corruptor, informó esta mañana de miércoles Tatiana Vargas, portavoz del Ministerio Público. 

Grupo criminal con sociedades de fachada

Espinoza dijo que este grupo criminal, como consecuencia de las actividades de tráfico de drogas, había acumulado una gran cantidad de dinero en efectivo que requería insertar en la economía costarricense.

“Logramos establecer, por una gran cantidad de señales de alerta, que se estaban creando sociedades anónimas de fachada, con el fin de darles un giro comercial para poder insertar dinero en efectivo en ellas. Además, estaban adquiriendo una gran cantidad de propiedades y estaban pagando su operatividad con dinero en efectivo”, añadió.

“Estas alertas de legitimación de capitales se sumaron a la confirmación de que el grupo criminal estaba incursionando en el ámbito de la obra pública”, confirmó.

Detalló que tenían dos empresas constructoras que asumían esa actividad y eso les permitió acercarse a una serie de funcionarios de Acueductos y Alcantarillados que tenían injerencia y podían determinar temas relacionados con la adjudicación de licitaciones, planeamiento de obras, confección de carteles y esencialmente con la concesión de algunas actividades de contratación administrativa.

El grupo criminal –según Espinoza– tenía acceso a la licitación y después, parte de la operatividad y logística la cancelaba con dinero en efectivo, entonces eso les permitía justificar los gastos y respaldar el dinero que estaban bancarizado y utilizando al amparo de las licitaciones en que habían concursado y ganado.

22 bienes inmuebles

Espinoza amplió que el grupo mafioso, además de esa actividad, comenzó a variar sus acciones de colocación de capitales en el sistema: adquirieron 22 inmuebles, una gran cantidad de vehículos de toda naturaleza, en particular, los que tienen que ver con el área de construcción como vagonetas, tractores y retroexcavadoras.

Muchos de ellos los incautaron ayer martes.

La organización también adquirió unos predios donde están aparcados los vehículos, que esperamos trasladar al Instituto Costarricense sobre Drogas, ratificó el director OIJ.

Caso Azteca

Las autoridades denominan el caso “Operacion Azteca”.

Aparte de los empleados AyA fueron detenidas otras 13 personas.

Según Walter Espinoza, los funcionarios sospechosos supuestamente están ligados a trámites anómalos con licitaciones que favorecían a miembros de la red narco.

La investigación policial apunta a probar actos de legitimación de capitales del grupo mafioso por medio de trámites institucionales.

Por la presunta complicidad de los empleados al grupo mafioso le adjudicaban las licitaciones de obra pública.

Los empleados sospechosos daban entre otras asesorías monto de cobro y forma de tramitar las ofertas.

Entre los detenidos hay una abogada de apellido Ávila y un funcionario bancario, Villalobos.

El Banco Nacional confirmó las investigaciones en contra de un empleado en la agencia de Esparza.

Dijeron que desde meses atrás, la Dirección de Cumplimiento se encontraba trabajando en conjunto con el OIJ, sobre este caso en particular.

Añadieron que en paralelo, a lo interno del Banco se realizarán todas las gestiones administrativas previstas en la reglamentación para atender situaciones como esta, acorde con nuestra naturaleza de transparencia.

También fueron capturados dos colombianos de apellidos Camelo -líder del grupo según las autoridades– y López, respectivamente, y un mexicano, García, colíder, ligados por OIJ y Fiscalía a este grupo mafioso.

De otro detenido de apellido Montaño, no se especificó su nacionalidad.

Los detenidos

Personas imputadas  
Particulares  Funcionarios públicos  
Camelo Mendez (líder) Villalobos Zúñiga  
García Jr (co líder) Torres Hernandez  
Fernandez Vargas (mujer)   Arias Cordero  
Araya Araya  
Montaño Mosquera    Corrales Casanova  
Aguilar Jiménez  
López Cobo    Fonseca Hernández  
Acuña Rojas (mujer) 
Ávila Cortés (mujer)   Ramírez Marin  
Balcázar Ramírez  
Guillén Sánchez (mujer)   Araya Ly  
Mora Guevara  
Segura Aguilar    Ulate Montoya  
Vindas Romero  
Espinoza Carazo (mujer) Cordero Barrantes  
Guillén Ulloa (83 años de edad; se le identificó y se dispuso su libertad) Calvo Chaves  
Fonseca Hernández 
 Lugares allanados   
 Quebrada Ganado, Garabito  El Roble (3) 
 Esparza (11)  Orotina (3) 
 BNCR Esparza y oficinas centrales en San José San Isidro de El General 
 Dulce Nombre, Cartago  Barranca 
 Alajuela (3)  San Ramón 
 Montes de Oro (3, incluye un bar) Sucursales del AyA de Alajuela, Esparza, El Roble, Quepos, San Ramón, Pérez Zeledón y oficinas centrales en Pavas.  
Fuente: Ministerio Público