Edgar Fonseca, editor

Los efectos de la nueva variante ómicron son evidentes en el panorama epidemiológico durante el periodo del 19 al 25 de diciembre y la tasa de contagios se disparó de 0,98 a 2,09, según el más reciente análisis de la Escuela de Medicina de la Universidad Hispanoamericana.

En ocho días hubo un incremento del 113.27% de la tasa de contagio, destaca el reporte.

La situación no es diferente en las siete provincias.

Heredia con 3.03 encabeza la lista y es la primera vez que se registra en este monitoreo semanal. Le siguen San José con 2.69 y Guanacaste con 2.40.

El reporte detalla que el promedio de casos subió de 52 a 149. 97 enfermos nuevos, los cuales representan un crecimiento del 186.5%. San José con 20 casos nuevos, se ubicó en el primer lugar, mientras Limón registró 7, el menor número enfermos por covid-19.

Preocupante

El informe califica de preocupante la situación a nivel de provincias: todas tienen una tasa de contagio por encima de 1.50. Un hecho nunca visto, Heredia alcanzó un RT de 3.03, San José con 2.69 y Guanacaste con 2.40 se ubican en los primeros lugares.

Amplía que el promedio de casos diarios es de 149. 97 enfermos nuevos. En una semana, este indicador subió un 186.5%, el cual incidió que la tasa de casos pasará de 10.1 a 28.9 por cada 1.000.000 de habitantes.

También:

-La tasa de incidencia varió de 10.1 a 28.9 por 1.000.000 de habitantes la semana.

El doctor Ronald Evans, epidemiólogo, coordinador del estudio, enfatizó que este indicador se triplicó en apenas una semana y en provincias como Heredia se multiplicó por 8. 

-No hay cantones en categoría roja, pero 32 cantones tienen un Rt por encima de 2. Belén alcanzó una tasa de contagio de 10.53, un hecho nunca visto al ser el indicador más alto de toda la pandemia. Otros 18 cantones tienen un Rt por encima de 1.

-Los fallecidos de los grupos de  0 a 9 años, de  30 a 39 años y de 50 a 59 años tienen el mayor crecimiento porcentual entre 2020 y 2021.

Cuarta ola a la vista

“Iniciamos con fuerza inusitada el ascenso de la cuarta ola, motorizada sin duda alguna”, resaltó Evans. 

Ómicron –dijo– ha estado rondando por el país desde al menos hace tres semanas y sus efectos serán más notables en los días por venir, dada su altísima actividad de contagio, disminución del periodo de incubación y patogenicidad.

“Esperamos, que como se ha informado desde Sur África, Inglaterra, Gales, Escocia y Estados Unidos, su virulencia sea mucho menor y la capacidad operativa hospitalaria del país, no se vea amenazada”, agregó.

Según dicho experto, un “aumento tan explosivo” solamente se había registrado en la semana que terminó el 9 de abril, cuando el Rt subió a 1,45, siendo la provincia de Heredia la que tuvo dicho valor más elevado (1,60), el mismo que presentó la provincia de San José.

El valor más bajo correspondió en dicha ocasión a la provincia de Puntarenas (1,19).

En ese momento escribimos que “no recordábamos desde el inicio de la pandemia, un incremento tan brusco y empinado de casos como el que estábamos presenciando”. El actual parece que va a superar esa experiencia pasada”, remarcó Evans.