PuroPeriodismo/Foto El Diario de Hoy, San Salvador

El Fondo Monetario Internacional (FMI) urgió el martes a El Salvador a eliminar el Bitcoin como moneda de curso legal, señalando “grandes riesgos asociados” al uso de la criptomoneda para la estabilidad e integridad financiera y la protección de los consumidores, informa el sitio de El Diario de Hoy de San Salvador.

Los directores ejecutivos del FMI “instaron a las autoridades a limitar el alcance de la ley Bitcoin eliminando su calidad de moneda de curso legal”, señaló la institución en un comunicado, que especificó que “algunos directores también manifestaron su preocupación sobre los riesgos asociados a la emisión de bonos respaldados por Bitcoin”, agrega dicho sitio

Estos señalamientos surgen a partir de la conclusión de la consulta al Artículo IV del Convenio Constitutivo del FMI, en el que se revisa anualmente la situación fiscal y financiera de los países miembros, entre ellos El Salvador, país al cual le ha expresado en reiteradas ocasiones los riesgos que conlleva la adopción del Bitcoin como moneda de curso legal, según el referido medio.

La conclusión de la consulta ocurre en un contexto en el que El Salvador necesita cerrar un acuerdo de servicio ampliado por hasta $1,300 millones con ese organismo multilateral, mismo que cesó el avance de las mismas desde abril de 2021, y que se han visto aún más obstaculizadas por distintas circunstancias políticas y económicas en el país, como el golpe al Órgano Judicial que cometió la Asamblea Legislativa de corte oficialista el 1 de mayo, y la misma Ley Bitcoin que fue aprobada en los primeros días de junio, enfatiza El Diario de Hoy.

Dentro de las observaciones que la misión del FMI hace tras el análisis de la situación fiscal del país, se encuentra que El Salvador posee una situación fiscal delicada con respecto a la deuda externa, pues “los persistentes déficits fiscales y el elevado servicio de la deuda están generando necesidades de financiamiento elevadas y crecientes”, esto último con respecto a la calificación de riesgo que el país tiene en los mercados internacionales de deuda y que le impide acceder a fuentes de financiamiento baratas.