Edgar Fonseca, editor

Personas contagiadas con la variante ómicron de covid-19 podrían llegar a ocupar hasta 1.000 camas en hospitales del país hacia el 10 de febrero, estiman proyecciones del salubrista y demógrafo, Luis Rosero.

La cifra de ocupación se elevaría hasta 1.300 camas en un escenario pesimista de evolución de la cuarta ola pandémica en el país, añade dicho especialista fundador del Centro Centroamericano de Población y profesor emérito de la Universidad de Costa Rica.

Hacia el 10 de febrero se teme alrededor de 1.000 camas ocupadas en cualquiera de los tres escenarios. Este será el pico máximo en el escenario optimista. En el pesimista, la cantidad de hospitalizados continuará creciendo hasta llegar a un pico de 1.300, es decir, cercano a los máximos del año pasado que fueron del orden de 1.400 personas hospitalizadas, detalla Rosero. 

  • Tras un mes y medio de fuerte embate de ómicron, el ministerio de Salud reportó ayer 112.773 casos activos; 2.940 nuevos casos; un acumulado de 7.575 fallecidos (en 22 meses de meses de emergencia); 574.517 recuperados y un acumulado total de 694.865 casos.
  • La CCSS destacó que los pacientes no vacunados contra la covid-19 requieren cerca del doble de días de internamiento para su recuperación que quienes han sido internados por esta enfermedad y ya contaban con su esquema completo de vacunación.
  • Confirmaron que los casos de las personas que se encontraban hospitalizadas el miércoles anterior en los establecimientos de salud de la institución, quienes no han sido vacunados contra la covid-19 han requerido de una estancia media de 23,9 días, mientras que quienes ya han recibido al menos una dosis o ya cuentan con su esquema completo han requerido de 15,2 días y 12,7 días respectivamente.

Escenario más sombrío

Según la proyección más reciente del especialista Rosero, el país está ante un escenario bastante más sombrío que hace una semana.

Afirma que ello se debe a que la tasa de nuevas hospitalizaciones ha aumentado substancialmente en días recientes. Ello puede deberse a: o que está aumentando la severidad de los nuevos casos o que se está dejando de diagnosticar cada vez más casos leves. Una tercera posibilidad observada en otros países es que la estadística de hospitalizaciones está siendo inflada por un creciente número de ingresos hospitalarios por causas diferentes a covid-19, pero que resultan positivos en la prueba que rutinariamente se efectúa a todo ingreso.

UCIs, sin alcanzar el tope

Según el estudio, la cantidad de personas hospitalizadas en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), puede proyectarse que será de entre un 15% o 20% del total de hospitalizados, de acuerdo con tendencias recientes. Esta es una proporción muchísimo menor que el 40% o 50% observado el año pasado.

Tampoco en fallecimientos

El análisis de Rosero añade que la proyección de fallecimientos, por otra parte, refleja el hecho de que esta ola es menos severa que las de 2021. El pico se teme que será de entre 15 y 20 fallecimientos diarios en promedio para los escenarios optimista y pesimista, respectivamente. Estos máximos –enfatiza– están por debajo de los dos picos de 2021 que sobrepasaron los 30 fallecimientos diarios.

Especial PuroPeriodismo: Proyección revisada del impacto de la variante ómicron, actualizada al 30 de enero, Luis Rosero Bixby