Edgar Fonseca, editor

La Fiscalía General pidió a la Sala III de la Corte Suprema de Justicia desestimar la causa abierta contra el presidente Carlos Alvarado por presunto enriquecimiento ilícito a raíz de un polémico viaje familiar de vacaciones que realizó entre el 7 y el 10 de agosto de 2020 al resort Punta Islita, Nandayure, confirmaron una fuente oficial y defensores del mandatario.

La Fiscalía General informó que, el 25 de enero de 2022, remitió a la Sala Tercera Penal, una solicitud de desestimación por esos hechos, confirmó la fuente oficial de la Fiscalía a este editor.

En relación con la Primera Dama, por no contar con fuero especial (inmunidad), se generó testimonio de piezas bajo número único 22-000002-0033-PE, con igual solicitud de desestimación, pero al Juzgado Penal de Hacienda y no a la Sala de Casación Penal, agregó la fuente de la Fiscalía.

Los defensores del gobernante en este caso, Rodolfo Brenes Vargas y Róger Guevara Vega ratificaron la versión.

“El Ministerio Público concluyó y verificó que cada uno de los rubros de estancia, alimentación y traslado fueron pagados por el señor Presidente y su familia”, dijeron Brenes y Guevara en un comunicado a los medios.

“Este viaje familiar de fin de semana, nunca significó un delito y desde el principio lo advertimos, que aquí no existía delito y que cada uno de los rubros que involucró este viaje familiar, fueron debidamente cancelados por el señor Presidente”, añadieron ambos abogados.

“Nos complace esta decisión, la cual confirma que la denuncia presentada era absolutamente infundada, ya que el Presidente pagó los gastos de su viaje familiar y actuó siempre apegado a las normas éticas y legales en esta materia”, enfatizaron.

El viaje de la polémica

La controversia alrededor de este viaje se desató mientras el país enfrentaba el primer embate de la pandemia covid-19 con severas restricciones comerciales y de tránsito.

El Presidente de la República cubrió todos los gastos de su burbuja familiar, durante el descanso que tomó este fin de semana, respetando los protocolos sanitarios, después de muchos meses de atender todos los días de la semana temas críticos para el país, justificó Casa Presidencial en aquel momento al trascender cuestionamientos públicos.

Absolutamente todos los gastos de transporte, alojamiento y alimentación suyos, de su esposa y de su hijo fueron asumidos por el presidente Alvarado, destacó la versión de Presidencia.

El costo de la habitación –precisaron– fue de $690,00 en total por las tres noches, de viernes a domingo, que se alojaron en el hotel. Los costos de alimentación de la familia ascendieron a $497,20 en total. Adjuntaron las facturas del caso. 

En helicóptero de ida y regreso

De ida y regreso el mandatario viajó en helicóptero, por la distancia hasta Nandayure y el emplazamiento del hotel, en una logística que fue organizada por don André Garnier (ministro enlace con sector empresarial) pero cubierta a partes iguales, confirmó Casa Presidencial en aquella oportunidad.

El viaje de ida –añadieron– se realizó el viernes en una aeronave propiedad de Servuss S.A., en la cual tiene participación el señor Garnier, y la parte correspondiente al Presidente tuvo un costo de $930,00, que le depositará a don André. El viaje de regreso, a tempranas horas de este lunes, fue realizado en una aeronave de la empresa Viajes Especiales Aéreos S.A. (VEASA) y tuvo un costo de $1627,20 por el 50 por ciento del costo correspondiente al Presidente, pues el señor Garnier pagó la mitad que le correspondía por él y su esposa, es decir una suma igual. 

Adjuntaron la factura del caso, según la versión oficial.

La Presidencia enfatizó en dicha ocasión que Alvarado trabajó y dirigió la sesión virtual del Comité Operativo de Emergencias (COE) que inició a las 9 am, en el cual se analizaron y adoptaron los cambios en medidas que se dieron a conocer ese mismo día a la 1:25 pm, agregó la Presidencia.

Pusieron de ejemplo que el lunes 11 tras el viaje participó a las 9 a.m. en su primer acto público, que fue la sanción de la Ley 9877 Contra el Acoso Sexual Callejero en presencia de Ministras, una diputada y varias activistas que impulsaron dicha legislación.

Según Casa Presidencial el viaje del gobernante y su familia no afectó en esa oportunidad las reglas sanitarias vigentes en los cantones en alerta amarilla, como Nandayure, para los establecimientos “con permiso sanitario de atención al público podrán abrir de manera regular y continuar la fase III de reapertura de lunes a domingo…“, que incluían a los hoteles.