Edgar Fonseca, editor

El candidato presidencial PLN, José María Figueres, cree, a partir de mediciones internas, que está en un virtual empate con su oponente Rodrigo Chaves y dijo no sentir sobresalto por la encuesta CIEP-UCR que lo coloca en una desventaja de 10,6 % de cara a la segunda vuelta del 3 de abril.

“El tracking interno que tenemos a hoy nos pone en una situación complemente diferente”, afirmó a los medios este miércoles tras una cita con representantes de Cadexco.

“En las encuestas internas estamos empatados”, ratificó.

“Estamos seguros –amplió– que, para las encuestas que salgan a mediados de mes, que ya tomarán en cuenta la campaña y el avance hacia el 3 de abril, va a ser un resultado completamente diferente”.

“Voy a revertir de la manera que lo revertí en la primera vuelta”, remarcó el aspirante verdiblanco tras los resultados de la encuesta CIEP-UCR que le asignan 45,6% de respaldo en intención de voto a Chaves y 35,9% al exmandatario.

“Las encuestas más positivas para nosotros nos daban un 18% y sin embargo sacamos el 27%, no tengo ninguna duda de que vamos a salir bien librados”, insistió al recordar el escenario de la primera vuelta en el que, inesperadamente, emergió en el horizonte Chaves, exministro de Hacienda, con apenas siete meses de haber lanzado su campaña y movimiento.

Semana y media inactivos

“Nosotros, después de una primera etapa, reflexionamos sobre lo que habíamos hecho bien y sobre lo que queríamos mejorar”, añadió Figueres.

“Fue una semana y media –reconoció– que no estuvimos activos y que se tomaron estas mediciones de esta encuesta, lo vemos completamente natural”.

“No tenemos ningún sobresalto”, ratificó.

Luego apuntó contra su adversario.

“Es una elección entre un partido que ya es un movimiento nacional, al que se siguen sumando más sectores, que tiene una clara visión del país, que sabe cuáles son las prioridades y que ha sometido no solo un programa de gobierno, sino un equipo”, aseveró.

“Al otro lado –advirtió– es un salto al vacío, es un contendiente que no ha podido presentar a sus equipos”.

Cambios de apoyos

Con los realineamientos y reacomodos en los apoyos electorales después de la elección del 06 de febrero 2022, ambos candidatos obtienen respaldos de quienes manifestaron haber votado por otras candidaturas. A estas alturas de la contienda, el candidato Rodrigo Chaves aventaja a José María Figueres. Además, el porcentaje de personas indecisas es de un 16%, ratifica el reporte de la encuesta CIEP-UCR.

INTENCIÓN DE VOTO PARA ABRIL 2022.

OpciónPorcentajeMínimoMáximo
Rodrigo Chaves46.5%42.7%50.3%
José María Figueres35.9%32.3%39.5%
Indecisos15.3%12.6%18.0%
Nulo1.7%0.8%2.6%
Blanco0.5%0.1%1.1%

n=721

Datos provienen de la encuesta aleatoria de febrero 2022.

Fuente: Encuesta de Opinión Pública CIEP- UCR Febrero de 2022


Flujos hacia Chaves

Para comprender mejor estos cambios y realineamientos es importante reconstruir tres piezas claves para entender el resultado de la primera ronda y el panorama para la segunda ronda: 1. ¿Por quién iba a votar?, en la última semana de la campaña, 2. ¿Por quién votó?, al consultársele en la semana posterior a la elección y 3. ¿Por quién votará en la segunda ronda? Para entender las probabilidades de ganar que tienen estos dos candidatos es necesario saber de dónde provendrían los eventuales respaldos que le darían el triunfo, agrega el análisis de la encuesta.

Los flujos de apoyo a Chaves son mayores que los que obtiene Figueres. Por ejemplo, entre quienes votaron por el PUSC, NR y PLP, los que ahora dicen respaldar a Chaves son más que los que lo hacen por el liberacionista. Por su parte, grupos importantes de personas que votaron por NR, PLP y FA, y en menor medida por el PUSC, en este momento se declaran indecisas. También hay registro de simpatizantes que votaron por Figueres y Chaves en la primera ronda y que ahora se declaran indecisas, aunque son menos numerosos, cita el informe CIEP-UCR.

La encuesta abarcó a 1.013 personas. Tiene un margen de error de ±3.1%.

Según el estudio, Figueres arrastra un alto grado de percepción negativa de su imagen, 49%; 30% la ve bien y 28% regular.

En el caso de Chaves, logra 43% de opiniones positivas; 27% negativas y 29% regular.

Según el análisis divulgado, seis de cada 10 consultados cuestiona la imagen de Figueres por el escándalo ICE-Alcatel 2004.

En el caso de Chaves, 40% da por acreditado el antecedente de las sanciones que recibió mientras laboró para el Banco Mundial por conductas inapropiadas contra dos mujeres colegas que lo denunciaron.

Se trata de la primer encuesta de intención de voto tras la primera vuelta que Figueres ganó con 27,2% mientras Chaves alcanzó el otro pase con 16,7%.

Apenas hace siete meses, Chaves arrancó la campaña en el Partido Progreso Social Democrático con un 2% de apoyo.

Exfuncionario del Banco Mundial en su sede en Washington y en misiones en el extranjero, la última de ellas en Indonesia, estuvo fuera del país por 27 años. 

En noviembre de 2019 fue llamado por el presidente Carlos Alvarado al Ministerio de Hacienda de donde salió abruptamente en mayo 2020 tras un desacuerdo con el mandatario por la desaplicación de la regla fiscal a las municipalidades.

El propio Figueres se mostró sorprendido por el inesperado arribo de Chaves a la segunda vuelta y lo atribuyó a un discurso “antisistema”.

Con un verbo llano, tildado de populista, Chaves creció en el respaldo en la primera vuelta hasta dar el salto por encima de un tradicional como el PUSC y del sector político cercano a iglesias evangélicas. 

“Regresé a Costa Rica porque así lo quise. Estoy seguro de que puedo cambiar el desastroso rumbo económico, social y moral de mi patria”, dice en el sitio rodrigochavespresidente.com.“Tengo la capacidad profesional y moral para emprender la tarea, pero también la determinación para hacerlo. Haré todo lo que esté en mi poder para lograrlo, cueste lo que cueste”, añade.

Deseo de un cambio verdadero

“La medición demuestra que tenemos una ventaja muy grande en relación con el partido Liberación Nacional”, afirmó Rodrigo Chaves tras darse a conocer los resultados de la encuesta.

“Yo interpreto eso como el deseo que tenemos todos de un cambio verdadero que no debe ser, devolverle las llaves a la gente que nos trajo a este lugar de crisis”, agregó.

“Costa Rica puede y debe ser el país más feliz del mundo, podemos crear más empleos y oportunidades, podemos bajar el costo de vida y sobre todo, tenemos la obligación histórica de arrancar la corrupción de raíz y volver a vivir en una patria honesta en donde vivan siempre el trabajo y la paz. El cambio es posible y lo vamos a lograr”, remarcó.

PLN asegura que está en juego cambiar la situación del país o dar un salto al vacío

Alicia Fournier, jefa de campaña PLN, dijo  que los resultados referente a la segunda ronda electoral, reflejan un momento en el que la campaña liberacionista replanteaba su estrategia.

“El pasado 6 de febrero se presentó la más importante de las encuestas y en ella, tuvimos un amplio apoyo de los costarricenses”, destacó la jerarca quien asumió la conducción de la campaña el 9 de febrero tras la primera vuelta. 

“Hoy encendemos nuevamente los motores, visitando comunidades, reuniéndonos con la dirigencia en todo el país y lanzando oficialmente la campaña, con un mensaje que invita a los costarricenses a votar por la experiencia, por la democracia, por darle rumbo a Costa Rica”, enfatizó.

“La medición del CIEP –dijo– nos llena de energía y fuerza para retomar el camino del éxito que nos dio el electorado en la primera vuelta. En esta ocasión, con mucho más vigor porque se nos han unido dirigentes y votantes de los partidos que no están participando en esta segunda ronda”.

En este momento, los estudios internos de la campaña arrojan números de crecimiento constante y sostenido de nuestro candidato, así como el descenso del adversario, citó el comunicado de campaña.

“Es importante –advirtió Fournier– que los costarricenses se tomen esta elección como un tema fundamental que definirá el futuro de nuestro país y las generaciones venideras, necesitamos a un líder experimentado, equilibrado y preparado como José María Figueres”, ratificó Fournier