Edgar Fonseca, editor


La posibilidad de que Rodrigo Arias, PLN, sea el primer presidente de la Asamblea Legislativa del nuevo cuatrienio cobró fuerza este martes, luego que el presidente electo Rodrigo Chaves y su diputada Pilar Cisneros confirmaron que no buscarán ese puesto.


Chaves así lo dejó ver en citas que tuvo por la tarde, primero con el Liberal, Elí Feinzaig, y luego con Fabricio Alvarado, Nueva República.

Los encuentros lo sostuvo en un despacho de transición en el INS.


“Hay que escoger las batallas”

La diputada Cisneros lo ratificó luego ante los medios.


“Yo creo que hay que escoger las batallas y esta no es una batalla que nos vaya a aportar nada, ni que va a agilizar necesariamente el trabajo en el Congreso”, admitió.


“Si don Rodrigo Arias quiere la presidencia, no lo vemos como un problema”, dijo la jefa de fracción del PPSD que llevó a Chaves a la Presidencia.

La futura legisladora dijo que ha sostenido dos encuentros con Arias que cuenta con el respaldo de 18 legisladores de su bancada y explora alianzas con partidos opositores.


En ese contexto, el PPSD tiene interés, al menos, en la primera secretaría del directorio.


La postulación de Arias la confirmó el excandidato presidencial, José María Figueres, tras una visita que le hizo a Chaves en su residencia en Monterán, Granadilla, Curridabat, el martes 5 de abril tras la segunda vuelta electoral.

Agenda multipartidista

La diputada Cisneros confirmó que trabajan sobre una agenda multipartidista a partir del 1° de mayo.

“Las seis fracciones estamos absolutamente convencidas de la crítica situación del país y de que hay que sacarlo adelante lo antes posible”, dijo.

“Ese es un punto de coincidencia muy importante y ahí se pueden generar muchos proyectos de ley, para poner sobre la mesa”, añadió.