Edgar Fonseca, editor/Imagen Ovsicori

Un total de 3.189 fueron detectados de enero a marzo de presente año por la red de estaciones sismográficas de Ovsicori-UNA en todo el país.

Así se desprende de los datos de los tres informes correspondientes a dichos meses divulgados por dicho ente sismológico. No hay reporte de abril.

El mes de mayor sismicidad, según esos reportes, fue enero con 1.182 temblores detectados. Le sigue marzo con 1.047 y febrero con 960.

En enero el mayor sismo, con réplicas en nuestro país, se registró el 6 a las 10:25 a.m., 102 kilómetros al noroeste de León, Nicaragua. Se trató de un temblor de 6,3 magnitud.

En febrero el sismo más fuerte se dio el 4 a las 00:04 a.m. con epicentro 16 kilómetros al suroeste de Pavones, Golfito.

Según Ovsicori en marzo el sismo de mayor magnitud, Mw = 49, ocurrió el 20, a las 23:17 p.m, hora local, con una profundidad de 36 km y su epicentro se ubicó 67 km hacia el Oeste de Tamarindo en Guanacaste. 

Su origen lo atribuyen al fallamiento interno en la placa del Coco producto del doblamiento que esta sufre como consecuencia de la subducción por debajo de la placa del Caribe.

Durante marzo, la red sismográfica Ovsicori localizó un total de 1.047 sismos con un rango de magnitud de momento sísmico (Mw) entre 0,0 y 4,8, ubicados tanto en el territorio nacional como hacia las regiones fronterizas con Nicaragua y Panamá, ratificó el reporte. 

De estos, únicamente 10 (correspondiente con el 095 % del catálogo mensual) fueron reportados como sentidos por la población costarricense mediante las redes sociales del Observatorio en Facebook y Twitter.

El día con la mayor cantidad de sismos fue el 6, con un total de 50 eventos, mientras que durante el día 16 se registró la menor cantidad de sismos, con tan sólo 20 eventos, citó el informe.

Acabó sismo lento

Después de alrededor de 35 días, el sismo lento activo en el suroeste de la península de Osa se terminó, amplía Ovsicori.

Detallan que dicho sismo lento empezó el 30 de enero y se terminó el alrededor del 6 de marzo de 2022. El desplazamiento más importante se detecta en la estación GNSS de PIRO, con un desplazamiento hacia la trinchera de 33 mm y un movimiento vertical alrededor de 10 mm. El rápido decrecimiento de la señal a medida que se aleja de este sitio GNSS, sugiere una zona de ruptura muy superficial y cerca de la límite de placa, agregan.

Una zona de sismo lento muy similar tanto en ubicación, duración y magnitud estuvo activa al inicio de 2018. El sismo lento de 2018 empezó al final del primero de marzo y terminó el 31 de marzo, con una duración total de 31 días. Su desplazamiento máximo fue de 69 mm en dirección a la trinchera, es decir el doble del desplazamiento observado con la ocurrencia del sismo lento de 2022. Si se confirma que la zona de ruptura donde se originaron los sismos lentos del 2018 y 2022 es la misma, significa que esta región en particular tiene una tasa de recurrencia de 47 meses, aproximadamente. Sin embargo, se necesitan más “ciclos” o sismos lentos para poder establecer un periodo de recurrencia estadísticamente robusto, consigna el reporte de marzo.

  • La información completa de los sismos sentidos, donde se incluye el tiempo de origen, la magnitud, la profundidad y su ubicación epicentral, se puede encontraren la página web del Observatorio mediante el siguiente enlace: OVSICORI-UNA: http://www.ovsicori.una. ac.cr/index.php/sismos-sentidos