Edgar Fonseca, editor/Foto Seguridad CR

Un total de 4.4 toneladas de cocaína han sido decomisadas en contenedores en los puertos nacionales en los primeros 5 meses del año, confirmaron fuentes de Seguridad Pública.

Las intervenciones se han dado del 1° de enero al 30 de mayo, añadieron fuentes oficiales.

El año anterior las autoridades decomisaron 16.1 toneladas en 19 contenedores intervenidos y en 2020 los decomisos ascendieron 17.1 toneladas en 17 contenedores.

Los decomisos hasta la fecha representan 27% y 26% de la totalidad requisada en dichos años, respectivamente.

La mayoría de decomisos han ocurrido en la megaterminal de Moín.

Cargamento en fruta hacia Bélgica

Los datos trascendieron al revelarse que en este fin de semana fue interceptado un nuevo cargamento de 74 kilos de cocaína oculto en un contenedor.

Fue detectado por oficiales PCD en dicha megaterminal.

El hallazgo se dio cuando los agentes realizaban labores propias de su cargo en la terminal de la multinacional APM Terminals y en una inspección de rutina detectaron un contenedor sospechoso.  

Tras una minuciosa inspección, ubicaron 74 paquetes con aparente cocaína ocultos en el sistema de refrigeración del contenedor. 

Decomisaron 74 paquetes con aparente cocaína, cada uno con un peso aproximado a un kilogramo. La droga tenía como destino el Puerto Amberes en Bélgica y de carga lícita fruta, precisó un informe oficial. 

El jueves anterior, el viceministro de Seguridad, comisario Martín Arias, reconoció ante la Comisión de Seguridad y Narcotráfico del Congreso que la operación narco con conexión externa ubica al país “en el mapa internacional de ser el primer lugar de exportación o reexportación de cocaína a Europa y a Estados Unidos, pese a que no somos productores”.

Combate al “narcomenudeo”

En esa misma comparecencia, el nuevo ministro, Jorge Torres, anunció que la prioridad de gestión será combatir el “narcomenudeo” por la violencia que genera en las calles del país. El año anterior hubo 588 homicidios, la mayoría ligados a dicha actividad.

“El tema de narcomenudeo, es el enfoque que tenemos que darle. Es mi posición durante mi gestión hasta que me dejen correr”, ratificó.

“Vamos a luchar mucho contra estas estructuras del narcomenudeo”, advirtió.

“Lo que nos está costando, la población que está muriendo, es por el tema del narcomenudeo”, aseveró al poner en perspectiva la ejecución constante de homicidios en distintas localidades por acciones que las autoridades atribuyen a ajustes de cuentas entre grupos ligados al narco.

Según dijo, el comportamiento de este fenómeno requiere mucha inteligencia, mucha investigación criminal, para determinar quiénes son los que están tratando de hacer daño dentro del país y poder poner a sus líderes dentro de la cárcel.

“Una gran industria”

Torres identificó al narcomenudeo como “una gran industria”.

De un “búnker”, sitio al que acuden decenas de consumidores de drogas en cualquier barriada, sus operadores pueden lograr ganancias de hasta $80.000 mensuales, precisó.

“Para una persona que administra 50 búnkeres, es como tener un banco”, graficó el nuevo jerarca de Seguridad, antes director de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS).

“No estamos persiguiendo ese dinero. No estamos haciendo inteligencia para estudiar quiénes son los líderes de estas estructuras”, admitió entre los desafíos de su gestión.