Edgar Fonseca, editor/Foto OIJ

La provincia de Limón “está bajo fuego” de redes criminales reconoció este martes el director OIJ, Walter Espinoza, tras el asesinato de un individuo de apellido Dobroski perpetrado en momentos en que llegó dejar una hija a la escuela-colegio privado María Inmaculada en el sector de La Colina.

  • Limón casi triplica la tasa nacional de homicidios que es de 11/100 mil habitantes. En 2021, Limón registró una tasa de 32,9 homicidios/100 mil habitantes; en 2016: 26 y en 2020, 28, resaltó Walter Espinoza, director OIJ..

Ataque en entrada de escuela

El suceso de este martes 17 de mayo aconteció aproximadamente a las 7 a.m.

La víctima, acompañado de una mujer, llegó al centro educativo en un vehículo Toyota y fue atacado en el parqueo por tres individuos que se movilizaban en un automóvil color oscuro, dijo Espinoza.

Los atacantes usaron armas AK-47 con las que dispararon en múltiples ocasiones contra el individuo quien murió en el sitio.

Un empleado de la escuela que ayudaba a bajar a la menor también resultó herido enla cabeza, confirmó Espinoza.

Esta persona fue llevada en condición delicada al hospital Tony Facio.

La niña y la mujer que acompañaban al individuo fallecido, a quien las autoridades de OIJ vincularon en 2020 a un gran golpe contra bandas del narco en la zona, resultaron ilesas.

Escape

Los gatilleros dejaron al herido y al fallecido y saldrían huyendo, más en una rápida intervención de fuerza publica uno de los supuestos asesinos fue detenido inclusive a bordo de la motocicleta utilizada, información. Otras versiones indican que sería un vehículo el que ingresó con los asesinos al colegio, consignó el sitio Limón TV en su cuenta Facebook.

La víctima –según dicho medio– portaba tobillera electrónica ya que al parecer tenia caso pendiente ante autoridades judiciales.

El director OIJ no hizo ninguna referencia a los antecedentes del fallecido aunque informó que en el sitio del suceso recogieron prueba balística que les permite iniciar análisis y valoraciones de las posibles causas del hecho.

No informó de capturas.

“Este sujeto se camufla al amparo de una actividad pesquera que no existe, que no funciona y no hay indicio alguna de que se dedique a esa actividad”, afirmó Espinoza del OIJ el 4 de marzo de 2020 tras la captura de Dobroski y otros 13 individuos en un gran operativo antinarco con 23 allanamientos en Limón.

Dicho individuo quedó libre en aquel momento cinco días más tarde con la medida cautelar de uso de tobillera electrónica.

La orden la dictó el Juzgado penal de Siquirres.

Limón “bajo fuego”

Tras violento hecho de este martes 17, Espinoza advirtió que Limón es la provincia de mayor tasa de homicidios en el país.

Casi triplica la media nacional que es de 11 casos por cada 100 mil habitantes.

En 2021, Limón registró una tasa de 32,9 homicidios/100 mil habitantes; en 2016: 26 y en 2020, 28.

Al admitir la grave situación de violencia en la zona, Espinoza, insistió en que se requiere un abordaje interinstitucional que contribuya a amortiguar causas económico-sociales que impactan.

Obispos piden alto a la violencia

La alerta de Espinoza coincidió con un llamado de freno a la violencia e inseguridad en el país que hicieron los obispos dela conferencia Episcopal de Costa Rica este martes tras el brutal asato la noche del domingo 15 de ayo contra un sacerdote en Campo 2 de Cariari.

En las últimas horas, la Diócesis de Limón, por medio de su obispo, Javier Román Arias, nos ha alertado de hechos que condenamos y que debe llamarnos a todos a tomar acciones. Nuestro clamor inicial es a las autoridades para que puedan implementar las acciones necesarias que enfrenten de manera efectiva la criminalidad, cita el pronunciamiento de los obispos.

La noche del domingo al menos dos individuos irrumpieron en la casa parroquial de campo 2 y asaltaron al sacerdote Adalberto Dorati.

Los agresores robaron ¢600 mil, dos computadoras y celulares.

Limón se nos va de las manos, denunció el lunes tras este hecho el obispo de la diócesis de la región Caribe, monseñor Javier Román.

El incidente más grave vinculado, al sector religioso, se vivió el Viernes Santo anterior, 15 de abril, cuando dos delincuentes irrumpieron en el templo católico de Cariari y mataron a balazos a otro individuo a quien perseguían desde las afueras en un caso de supuesto ajuste de cuentas narco.

Vehemente llamado de obispos

Tras los recientes acontecimientos, los obispos hicieron pública su preocupación. Ver texto adjunto.

Declaración de los Obispos de la Conferencia Episcopal de Costa Rica

¡El Señor nos bendiga con su paz!

Como pastores del pueblo de Dios, hacemos un vehemente llamado para frenar la ola de violencia y delincuencia que golpea a nuestra nación.

En las últimas horas, la Diócesis de Limón, por medio de su obispo, Javier Román Arias, nos ha alertado de hechos que condenamos y que debe llamarnos a todos a tomar acciones. Nuestro clamor inicial es a las autoridades para que puedan implementar las acciones necesarias que enfrenten de manera efectiva la criminalidad.

Los hechos de violencia, en las últimas horas, contra un sacerdote, en la parroquia en que da su servicio, y, el asesinato contra una persona en un centro educativo, nos llenan de dolor y luto en nuestra sociedad. Nos solidarizamos con la provincia limonense, con todas las personas de buena voluntad que habitan este querido territorio.

Por años, nos hemos alegrado de ser un país de paz, pero la realidad nos golpea día a día, con hechos de violencia, incremento de la criminalidad e incursión del narcotráfico.

Es inaceptable que, a la vista de gente buena y honrada, la ola de corrupción y criminalidad haga estragos en nuestra sociedad.

Animamos a no perder la esperanza, a poner nuestra confianza en Jesucristo, que con su paz nos ayude a tener calma y consuelo ante hechos tan dolorosos que ocurren en muchas de nuestras comunidades, en todo el país. Esto no es cuestión de una provincia.

Proponemos para este próximo jueves 19 de mayo, que las Eucaristías y Horas Santas en nuestras comunidades se dediquen a orar por la paz. Hacemos un llamado a los sacerdotes para que inviten a los fieles a acercarse y unirse por esta intención.

En nuestro llamado a las autoridades, exhortamos a todas las fuerzas políticas a buscar soluciones enconjunto para proteger a nuestra nación.