José Francisco Araya, periodista

Ya son 40 años desde que di mis primeros teclazos para esta profesión, en Radio 16, una emisora local de mi pueblo.

Luego fueron La Nación Internacional, Revista Rumbo, NC4, Porter Novelli, el Banco Nacional y finalmente Agencia Interamericana de Comunicación, donde probablemente concluya mi vida laboral, pero no mi vocación periodística.

Esa seguirá palpitando hasta que mi corazón también deje de hacerlo.

A lo largo de estas cuatro décadas he compartido con decenas de colegas, ya fueran compañeros de trabajo, jefes, profesores y también alumnos que hoy son grandes periodistas.

A todos agradezco lo que me han enseñado y lo que me ayudaron a crecer.

Sería ingrato mencionar a unos y a otros no.

Pero ellos lo saben porque todos están en mi lista de contactos aquí en FB.

Recuerdo muy bien el 30 de mayo de 1984.

Yo tenía escasos cinco meses de haber entrado a trabajar en La Nación, cuando ocurrió el atentado de La Penca, que dio origen a esta conmemoración.

Me tocó beber de golpe la angustia de saber que había compañeros de trabajo heridos y colegas fallecidos por ese acto criminal.

Por eso elevo una plegaria por los caídos en esa ocasión y envío un fuerte abrazo a mis amigos sobrevivientes.

Algún día se hará justicia.

Fuente: Facebook José Francisco Araya, periodista