Editorial El Diario de Hoy, San Salvador

Esta guerra, cuando la medís proporcionalmente con las fallas, los errores que pudieron haber cometido el balance es altamente positivo… Cuando tú tenés una operación con un 95 % de éxito sin duda es correcta. Siempre en una guerra habrá víctimas inocentes, habrá daños colaterales que hay que corregir, no se justifica, pero en el bien supremo que se está pretendiendo proteger que es la vida, la propiedad, el trabajo del pueblo honrado”. Así el vicepresidente Ulloa intentó justificar al gobierno de Bukele por las muertes y abusos en el régimen de excepción o estado de sitio.

Sin embargo, olvida que “el fin no justifica los medios” y que como funcionario su deber y el de sus colegas y colaboradores es salvaguardar la vida y la integridad de los salvadoreños, justos o pecadores como manda la Constitución, no intentar minimizar los daños de unos frente al beneficio de otros.

No se vale que un abogado defienda los atropellos y muertes como si se tratara de una guerra convencional y “daños menores”. Aunque fuese una sola vida, debe preocupar y salvaguardarse, pero ya van 55 muertos en las prisiones y miles de detenidos arbitrariamente en 100 días.

Si Ulloa deja abierta la posibilidad de “error” en el 5 por ciento de los 45,000 detenidos, asumimos que por lo menos 2,500 no deberían estar presos y se están violando sus derechos, lo cual coincide con las 2,673 denuncias recibidas por la Procuraduría de los Derechos Humanos.

Especial PuroPeriodismo: El Diario de Hoy, San Salvador