Edgar Fonseca, editor

“Los diputados no son el principal obstáculo para que el Gobierno cumpla sus promesas”, advirtió ayer jueves Rodrigo Arias, presidente de la Asamblea Legislativa.

Lo hizo en un tuit que lanzó a las 4:44 p.m.

“La Asamblea Legislativa es el eje articulador del régimen democrático”, ratificó.

“Si esto se olvida o se debilita –aseveró– se produce un daño irreparable a la institucionalidad y estabilidad social”.

Su manifestación se da a tres semanas de un encuentro que sostuvo, el 9 de agosto, con el presidente Rodrigo Chaves para limar asperezas luego de que el mandatario atacó, en Nicoya, el ritmo de labor de la Asamblea Legislativa por el atraso en la aprobación de una emisión de eurobonos.

Acusó a los diputados de “jugar chapitas”.

El Poder Ejecutivo pretende la aprobación de una emisión de $6.000 millones en eurobonos.

Arias cree que hay ambiente para aprobar $1.500 millones.

La Asamblea está, además, a la espera de la llegada de los proyectos de venta del BCR, BICSA y del 49% del INS que Chaves anunció el martes 16 de agosto al cumplir los primeros 100 días de gobierno.

Con dicha iniciativa pretende recoger recursos para aliviar la deuda pública que alcanzó el año anterior ¢28 billones, 68,3% del PIB.

Según el gobernante, la venta de esos activos allegarían ¢1,8 billones al Estado, un 6,5% de la deuda.

El ministro de Hacienda, Nogui Acosta, advirtió ayer ante diputados que la deuda hoy, 68,5% del PIB, alcanzaría 84,82% en 10 años si no se aprueban los eurobonos.