Edgar Fonseca, editor

Ante la imparable ola de criminalidad que azota a Limón, que triplica en homicidios la tasa nacional, el presidente Rodrigo Chaves prometió a sus pobladores que destacarán hasta 1.500 policías para reforzar la seguridad.

“Limón está sufriendo una crisis de homicidios que no tiene nombre”, advirtió el mandatario ayer en el marco de una gira de tres días por la zona con motivo de las celebraciones del mes de la afrodescendencia.

Con todo el gabinete

“Por eso está todo mi gabinete, todo el Gobierno de la República, las instituciones autónomas, aquí en Limón”, destacó.

“Primero, para oír a dónde aprieta el zapato, limonenses, pero segundo, con ofertas muy concretas de lo que ya decidimos hacer para ustedes en los primeros 100 días de gobierno”, añadió.

Intervendrán megaterminal de Moín

Confirmó que las autoridades intervendrán la megaterminal portuaria de APM Terminals en Moín para tratar de frenar la exportación de cocaína hacia Europa y otros destinos.

“Si nosotros logramos cerrar la salida de la cocaína por ese puerto, no va a entrar la cocaína a Costa Rica, porque el negocio es exportarlo”, dijo.

Chaves reconoció que la ola de violencia que sufre esta provincia, con saldo de más de 100 homicidios hasta agosto, “no se va a acabar hasta que terminemos con el problema del narcotráfico y el narcomenudeo”.

Para eso, dijo, solo hay una manera: que no pueda salir la cocaína fácil de Costa Rica a través de APM en el Atlántico y de Caldera en el Pacífico.