Edgar Fonseca, editor

Un incremento de 4% que deja en 8% el cobro del IVA en los servicios del sector construcción entró a regir este jueves 1º de setiembre.

Se ven abarcados por el alza los servicios de ingeniería, arquitectura, topografía y construcción de obra civil, según la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC).

El incremento aparece en la Ley 9887 Reforma al Transitorio V bis de la Ley 9635, ratificó un reporte del Colegio de Contadores Públicos de Costa Rica.

Fuerte impacto

La Cámara de la Construcción advirtió que este incremento tendrá un severo impacto en la reactivación económica del sector, afectada ya por la situación actual del país y las presiones de costos producto del aumento en los precios internacionales de materias primas. 

“El sector construcción atraviesa por un momento crítico”, aseveró Carlos Trejos, Presidente de dicho conglomerado empresarial. 

Agregó que los datos más recientes del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) publicados por el Banco Central de Costa Rica evidencian una disminución en los niveles de la actividad económica del sector sector por debajo a los de febrero 2020 (antes de la pandemia).

Enfatizó que la influencia de una serie de variables, como el intenso crecimiento en costos y la incertidumbre generalizada respecto a la estabilidad económica, han dificultado la recuperación.

“La entrada en vigencia de este ajuste en el IVA, sin duda, tendrá un efecto negativo, no solo para el sector, sino también para las familias y empresas con planes de construir”, previno Trejos.

Decrecimiento en construcción

Según la CCSS, los datos del IMAE indican que al mes de junio la construcción mostró un decrecimiento del 20,7% y registró la mayor disminución desde setiembre del 2019, con una caída en la construcción de edificios, tanto de oficinas como de apartamentos, viviendas de clase media y baja, naves industriales, locales comerciales e infraestructura pública.  

Durante el primer trimestre del 2022, la construcción privada creció, en promedio, 17.9%. Sin embargo, abril, mayo y junio evidencian una desaceleración en la actividad al compararla con los mismos meses del 2021. En promedio, en esos tres meses, el comportamiento refleja una caída del -13%. Esto principalmente motivado por la importante desaceleración que se refleja en el mes de junio, la cual, se ubica en -21.2%, añadió el ente empresarial. 

Enfatizaron que la construcción pública venía mostrando una tendencia decreciente desde noviembre de 2017 (período en que experimentó una importante desaceleración). Posteriormente, el comportamiento se mantuvo irregular hasta febrero de 2021. A partir de este mes, la construcción con destino público ha registrado una contracción pronunciada, mostrando una variación interanual promedio cercana al -20% para lo transcurrido en 2022. Este indicador refleja que existe un importante rezago en la ejecución de obras públicas.  

Tarifa escalonada

Según el Colegio de Contadores Públicos de Costa Rica, la tarifa ha tenido un movimiento escalonado desde julio de 2019:  

Periodo Tarifa Escalonada 
Del 1° de julio 2019 al 31 de agosto 2021 0% 
Del 1° de setiembre 2021 al 31 de agosto 2022 4% 
Del 1° de setiembre 2022 al 31 de agosto 2023 8% 
A partir del 1° de setiembre 2023 13% 

Guillermo Smith, presidente del Colegio de Contadores Públicos, destacó importante que los contribuyentes tengan claro que la tarifa escalonada definida en el Transitorio V de la Ley 9635 Fortalecimiento a las Finanzas Públicas, únicamente aplica para los servicios mencionados, y tiene alcance sobre los contratistas y subcontratistas de obra civil.

La compra de materia o bienes de construcción, así como el transporte de materiales, están sujetos a la tarifa del 13%”, precisó Smith. 

Recomendaciones sobre este proceso de cambio y el tratamiento: 

  1. Cambiar la tarifa de IVA del 4% al 8% en todos los contratos de construcción en proceso, a partir del 01 de setiembre 2022, sobre los servicios de ingeniería, arquitectura, topografía y construcción de obra civil. 
  2. Verificar los créditos generados sobre compras directamente relacionadas con dichos servicios, equivalente a la tarifa del 8%, y a la tarifa de prorrata para compras indirectas. 
  3. Gestionar el código de exoneración con la nueva tarifa reducida, por medio del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA). 
  4. Considerar este cambio en los presupuestos de construcción de nuevos proyectos. 
  • Con información de Elena Jimenez Vega y Fanny Alvarado Q. ICC Asesores