Edgar Fonseca, editor

El gobierno negó que la eventual venta del BCR vaya implicar nuevos impuestos para el país.

Así lo consignó un comunicado difundido por Casa Presidencial a las 7:54 p.m. de ayer viernes.

El Gobierno de la República aclara que la venta del Banco de Costa Rica (BCR) no causará la creación de nuevos impuestos, ratificó la Presidencia.

Desmentimos categóricamente lo dicho por algunos medios de comunicación y sectores sobre la intención del Gobierno de crear nuevos impuestos que afecten a la población costarricense, añadió el comunicado.

“El hecho de que haya cargas parafiscales es un tipo de impuesto, un tributo que se le impuso en beneficio de ciertos grupos como el Infocoop a costa de todos los costarricenses”, reaccionó el presidente Rodrigo Chaves.

“Ahora –agregó– el argumento que dan algunos de que porque se pagan esas cargas parafiscales el banco no se debe privatizar es verdaderamente absurdo y desafía la lógica y la matemática porque esos son porcentajes de las utilidades”.

Prometen que habrá apoyo al IVM

Según Casa Presidencial, el gobierno continuará apoyando al régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM); al Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (Infocoop) y a la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), esto sin crear nuevos impuestos, luego de la eventual venta del banco.

El Ministerio de Hacienda destacó que la venta del BCR causaría ahorros aproximados de, al menos, ¢100 mil millones al año, solo en el pago de intereses de la deuda pública. Dicho monto es superior a las cargas parafiscales que realiza el banco actualmente. 

El Banco de Costa Rica transfirió al IVM, Infocoop y la CNE, ¢17.499 millones en el año 2021.

Según las expectativas gubernamentales, los eventuales nuevos dueños del banco continuarán pagando el impuesto de renta, probablemente sobre un monto mayor de utilidades.

Insistieron que los aportes que la entidad bancaria brinda a la Comisión Nacional de Préstamos para Educación (Conape) se mantendrían, dado que estos los realizan todos los bancos comerciales, sean públicos o privados, como ya lo establece la ley.